Lunes 10.12.2018

Los okupas boicotean un encuentro del Gobierno local sobre la Comandancia

El Ayuntamiento recogió las dudas de los vecinos acerca del futuro uso de las instalaciones 

Los okupas esperaron a la llegada de la concejala Claudia Delso para hacerle ver su malestar con la actuación del Gobierno local | patricia g. fraga
Los okupas esperaron a la llegada de la concejala Claudia Delso para hacerle ver su malestar con la actuación del Gobierno local | patricia g. fraga

Un grupo de okupas del CSO A Insumisa boicotearon un acto organizado por el Gobierno municipal sobre el futuro de la Comandancia de Obras que se llevó a cabo en el centro cívico de la Ciudad Vieja.
Algo más de una veintena de okupas esperaron la llegada de los representantes del Gobierno local con una pancarta con el lema “Marea desaloxa movementos sociais. Ti de que parte estás?” y pegatinas identificativas del centro social del movimiento okupa al que pertenecen.
La representación municipal se saldó con la presencia de la concejala de Participación, Claudia Delso, y un par de técnicos, que no se libraron de las protestas de los okupas. 
La reivindicación de los actuales representantes de la Comandancia de Obras se quedó en la calle, aunque sus consignas se escucharon durante la celebración del acto.
Hubo varios mensajes, casi todos dirigidos hacia el Gobierno local y la Marea, aunque también hubo algunos para otras formaciones. Por encima de todas las consignas sobresalió una, la que se escuchó a la llegada de Delso al centro cívico y en varias ocasiones más, y que fue la de “A Insumisa non se merca”.
Los okupas dejaron clara una vez más que no están de acuerdo con la actuación del Gobierno municipal respecto al futuro de la Comandancia de Obras, un espacio para el que plantean el proyecto “Naves do Metrosidero” con diversas actividades.
Aunque no llegaron a acceder a la sala de la planta más alta del centro cívico en la que se celebró el acto, las reivindicaciones de los okupas se escuchaban sin problema desde el interior, así como el ruido que hacían con las panderetas y un tambor que portaron para aumentar el volumen de sus protestas y que fueron combinados con algún petardo puntual. De hecho, de la puerta principal en la que esperaron a la concejala se trasladaron a la esquina más cercana a la sala en la que se desarrolló el encuentro.
Si fuera del centro cívico los mensajes y las ideas estaban claros, no lo estaban tanto en el interior. Claudia Delso y dos técnicos presentaron el proyecto con el que el Gobierno local aspira a convertir la Comandancia de Obras en un espacio dedicado a las actividades deportivas, sociales y culturales que es la razón por la que algunos miembros del CSO A Insumisa sienten que han sido objeto de una traición desde María Pita.

Mucha incertidumbre
En el interior una treintena de personas acudieron a la cita para analizar el futuro de un recinto de unos 25.000 metros cuadrados. Los asistentes dejaron patente que todavía hay muchas dudas acerca de la configuración y los usos que definirán este lugar. Mientras, Delso insistió en la idea de buscar nuevos modelos de gestión.
Así, cuestiones sobre el aislamiento acústico de los espacios, el material que se utilizará principalmente en el suelo o la distribución y comunicación entre las diferentes dependencias fueron las más comunes, aunque también hubo alguna petición de modificar el proyecto de reforma al desconocer que el mismo lleva meses adjudicado y solo se está a la espera de que los okupas abandonen las naves de la Comandancia de Obras, pero este aspecto fue rápidamente recordado.

Comentarios