viernes 27/11/20

El número de trabajadores autónomos cayó más del 10% desde el inicio de la recesión

Uno de los ámbitos laborales más perjudicados por la crisis en A Coruña ha sido el de los autónomos. Los últimos datos hechos públicos por la Seguridad Social indican que a 31 de diciembre de 2017 15.239 personas estaban dadas de alta como trabajadoras por cuenta propia.

El desempleo continúa siendo una preocupación de la ciudadanía | quintana
El desempleo continúa siendo una preocupación de la ciudadanía | quintana

Uno de los ámbitos laborales más perjudicados por la crisis en A Coruña ha sido el de los autónomos. Los últimos datos hechos públicos por la Seguridad Social indican que a 31 de diciembre de 2017 15.239 personas estaban dadas de alta como trabajadoras por cuenta propia, lo que supuso una caída del 10,5% en la tasa de evolución desde el 2007, el año anterior a que los efectos de la recesión económica se hiciesen visibles.
La afiliación al régimen general de la Seguridad Social fue creciendo en los últimos años, aunque el desempleo todavía es un problema para la ciudad. En diez años se perdieron un 10,5% de los autónomos que sostenían gran parte de la economía coruñesa. En términos concretos, esa tasa de evolución en negativo se traduce en casi 2.000 empresarios menos que en 2007. Ni en los últimos años ha mejorado la situación pese a los anuncios macroeconómicos. De 2016 a 2017 se añadió un punto porcentual a los que eran 9,5% de caída. 
Con este panorama, el presidente de la Federación de Autónomos de Galicia (Feaga), Francisco Javier Pérez Bello, es bastante crítico con el papel de las administraciones públicas. “Seguimos empeñados en promover el autoempleo entre los desempleados, y para lo único que esto sirve es para crear falsos autónomos por un lado, y emprendedores fallidos, por otro”, lamenta. 
En lo que respecta al término municipal, el representante del sector afirma que tanto los autónomos como las organizaciones que los defienden se sienten “completamente abandonados”. 
“No se apoya a las asociaciones como se debería, ni se facilita el camino para promover el autoempleo; en realidad, no vemos más que trabas y obstáculos, con lo cual los negocios únicamente subsisten para poder pagar la seguridad social y los gastos, poco más, y los que no lo consiguen, cierran”, reflexiona, aunque algunos socios hayan cerrado el año mejor que el ejercicio previo. l

Comentarios