viernes 4/12/20

La niebla toma el relevo de las altas temperaturas y arruina a los coruñeses la tarde de playa

Con el termómetro rozando los 30 grados, la jornada de ayer prometía ser uno de esos clásicos días de agosto ideales para consagrarse a las actividades acuáticas y los baños de sol.

los bancos de niebla cubrieron por completo la ciudad desde media tarde quintana
los bancos de niebla cubrieron por completo la ciudad desde media tarde quintana

Con el termómetro rozando los 30 grados, la jornada de ayer prometía ser uno de esos clásicos días de agosto ideales para consagrarse a las actividades acuáticas y los baños de sol. Sin embargo, la densa niebla que desde primera hora de la tarde comenzó a cubrir, primero la costa y más tarde las calles, dio al traste con el que a buen seguro era el plan de la mayoría de quienes disfrutan de las vacaciones.
A media tarde, los bancos cubrían prácticamente los arenales del centro de la ciudad y una hora más tarde alcanzaban también las playas próximas, como la de Oza o la cercana Santa Cristina. A las siete, incluso los más playeros comenzaban a abandonar la arena, ante las pocas probabilidades de que el día reabriera. A esa misma hora apenas podía verse a unos pocos metros de distancia en el Paseo Marítimo y O Parrote, cubiertos bajo un espeso manto blanquecino.
 
fin de semana
No se equivocaban los menos optimistas, a la vista de las predicciones que hace MeteoGalicia para las próximas jornadas, que hablan de una caída de las temperaturas máximas y mínimas y de un aumento de la probabilidad de lluvias, especialmente durante la noche del viernes.
Para hoy, el servicio meteorológico gallego avanza una jornada de cielos cubiertos o semicubiertos y temperaturas suaves, que fluctuarán entre los 16 y los 23 grados.
Si las posibilidades de lluvia están marcadas en un 40% durante el día de hoy, mañana esas posibilidades se elevan, según MeteoGalicia, hasta el 95% durante la noche. Los termómetros continuarán durante el fin de semana en esa horquilla de entre los 15 y los 24 grados, con temperaturas que incluso podrían bajar. También las nubes continuarán presentes el sábado y el domingo, con posibilidad de alguna llovizna. Ya para la próxima semana se espera un poco más de calor, con máximas previstas de en torno a los 25 grados y cielos semidespejados.  n

Comentarios