martes 27/10/20

La niebla provoca dos nuevos desvíos en el aeropuerto de Alvedro y deja a unos 400 pasajeros afectados

Alvedro volvió a ser protagonista ayer por dos aviones que tuvieron que cambiar sus itinerarios debido a la intensa niebla que tapaba la pista. Esta noticia surgió después de cerrar un mes de julio

La niebla afectó durante las primeras horas de la jornada | pedro puig
La niebla afectó durante las primeras horas de la jornada | pedro puig

Alvedro volvió a ser protagonista ayer por dos aviones que tuvieron que cambiar sus itinerarios debido a la intensa niebla que tapaba la pista. Esta noticia surgió después de cerrar un mes de julio sin que trascendiese ningún desvío en el aeropuerto de A Coruña. Alrededor de 400 personas se vieron afectadas por este cambio de planes y tuvieron que ser recolocadas. En este contexto, Enaire confirmó a este diario que el día 16 entrará en vigor una nueva medida para intentar frenar los desvíos por la cabecera norte y que en septiembre se publicará una “nueva carta de aproximación”.
A pesar del buen tiempo que hace estos días en la comarca, ayer Alvedro amaneció cubierto de niebla y esto provocó dos desvíos hasta que mejoró la visibilidad. En total alrededor de 400 viajeros se vieron perjudicados por la imposibilidad de aterrizar de unos aviones de las compañías Iberia y TAP Portugal.
La mayoría de los usuarios perjudicados eran los que viajaban en el puente aéreo procedente de Madrid que debía llegar algo antes de las 09.00 horas y los que esperaban en la terminal para hacer el trayecto inverso. Iberia decidió enviar la aeronave al aeródromo de Lavacolla, en Santiago, a diferencia de otras ocasiones en las que ha regresado a Barajas o ni siquiera ha llegado a salir de la capital por cancelación.

Vuelo internacional
También un TAP que cubría la ruta Lisboa-A Coruña se quedó por el camino. Pero en este caso fue literal pues siendo avisado de que tomar tierra sería complicado por la niebla decidió regresar a la ciudad lusa. En este caso había 70 plazas en cada uno de los trayectos. Todos los viajeros fueron recolocados en la medida en que decidieron las aerolíneas y, al cierre de esta edición, no se habían producido nuevas incidencias.
Si bien en julio no hubo que lamentar problemas con la meteorología en la terminal coruñesa, los de ayer no fueron los primeros cambios de rumbo de agosto. Por ejemplo, justo un día antes un Vueling que llegaba desde Barcelona tuvo que desviarse también debido a la intensa niebla que impedía ver con claridad la pista.
Aunque no se podrán eliminar todas las consecuencias del tiempo que hace en esta zona de Galicia, lo cierto es que el gestor de la navegación aérea en España, Enaire, está a punto de implantar una de las dos soluciones en las que trabaja para conseguir que el aeropuerto de A Coruña tenga una mayor operatividad durante cualquier época del año.

Bajada de mínimos
Tras lo sucedido ayer, y ante preguntas de este diario, fuentes de Enaire incidieron en que la bajada de los mínimos de altura en la que el piloto toma la decisión de aterrizar en la instalación por la cabecera 21 o norte –la principal, en la actualidad– entrará en vigor el próximo jueves día 16. Se espera que rebajando esas distancias las operaciones frustradas vayan a menos porque habrá una mayor visibilidad del entorno.
Ese día estará disponible toda la información aeronáutica para las compañías aéreas, pero además especificaron que “esta actualización se va a complementar con una nueva carta de aproximación al aeropuerto que se publicará en septiembre”.
Sobre las soluciones que se estudian para la cabecera sur, la más próxima al Monte Xalo, todavía se “sigue trabajando” ya que son mucho más complejas. De hecho, cuando representantes de Enaire viajaron a A Coruña el año pasado enumeraron posibles medidas, algunas de las cuáles serían pioneras en España o, incluso, a nivel mundial.
Tanto en el caso de la cabecera norte como en todo lo que se refiere a la pista sur o 03 (para la que parece que los técnicos ya se decantan por un tipo de aproximación), el gestor de la navegación aérea ha contado con la colaboración de las tripulaciones y empresas que vuelan a A Coruña. l

Comentarios