jueves 22/10/20

Nerea Rey | “La socialización es básica para ralentizar el deterioro del Alzheimer”

logopeda Desde la Asociación de Familiares de Enfermos de Alzheimer (Afaco) alertan sobre la situación actual de sus usuarios debido al cierre de sus centros por la pandemia
Nerea Rey es la responsable del centro que Afaco posee en Salvador de Madariaga | patricia g. fraga
Nerea Rey es la responsable del centro que Afaco posee en Salvador de Madariaga | PATRICIA G. FRAGA

En un Día Mundial del Alzheimer diferente, entidades locales como Afaco se esfuerzan en sensibilizar a la población sobre esta enfermedad. La logopeda Nerea Rey es la responsable del centro de Salvador de Madariaga.

Un Día Mundial del Alzheimer totalmente atípico.

Efectivamente, todo este año está siendo así. Afaco cumple 25 años este 2020 y teníamos previstas muchas actividades, entre ellas un ciclo de conferencias, una formación para familias en colaboración con la UIMP y conciertos, pero hemos tenido que anularlos por el riesgo que implican. La cuestación e información que suele hacerse hoy, Día Mundial del Alzheimer, tampoco la realizamos, únicamente se colocará una mesa informativa delante de la Fundación Barrié de manera simbólica.

¿Cuál es la situación actual de sus centros?

Los centros permanecen cerrados. Desde el inicio del confinamiento Afaco ha tenido sus teléfonos disponibles y estamos haciendo un seguimiento continuo a las familias y usuarios. También les hemos enviado ejercicios físicos y cognitivos con el fin de sobrellevar la situación y continuar el trabajo de estimulación. Las familias también cuentan con la App Yo Te Cuido para resolver dudas sobre la enfermedad. Como dice la campaña de la Federación Alzheimer Galicia, durante este tiempo hemos ido “Tecendo rede, facendo recordos”.

¿Qué efectos ha provocado en sus usuarios el hecho de estar meses sin las terapias y actividades de Afaco?

Ha tenido enormes consecuencias. Ha acelerado la evolución de la enfermedad, al verse interrumpidas de un día para otro las terapias no farmacológicas, que son fundamentales para ralentizar el proceso de deterioro, y se han roto por completo las rutinas, algo básico. Otra cosa muy importante es la pérdida de socialización, ya que las personas mayores y con una demencia tienen que relacionarse, y tampoco podemos olvidarnos del cuidador, que está sufriendo una merma en su salud física y psicológica al no tener un momento de respiro para su autocuidado.

¿A día de hoy a cuánta gente afecta esta enfermedad?

La edad es el principal factor de riesgo para la demencia y dado el envejecimiento poblacional creciente el Alzheimer es un problema de gran magnitud. En España hay 1,2 millones de afectados.

¿Qué recomienda a un cuidador?

Que se cuide, que intente descansar y busque tiempo para su disfrute. Y que se deje ayudar.

Comentarios