jueves 02.04.2020

Una montaña de escombros marca el lugar del viaducto de la ronda de Nelle

Los operarios eliminaron los últimos vanos, dejando los estribos para hoy y mañana, cuando finalizarán
Las máquina destrozaron la plataforma y los vanos de hormigón armado hasta reducirlos a escombros | pedro puig
Las máquina destrozaron la plataforma y los vanos de hormigón armado hasta reducirlos a escombros | pedro puig
Desde ayer, solo un conductor acrobático podría cruzar el viaducto de la ronda de Nelle: los operarios cortaron los últimos vanos que sostenían la antigua plataforma. Estaba previsto hacerlo el sábado, pero una inesperada avería (fuentes cercanas apunan a que se soltó un latiguillo de una de las máquinas) había provocado una demora. Pero, ayer los operarios volvieron a ponerse manos a la obra y a mediodía ya solo quedaban las columnas y los estribos sobre los que se asentaba la plataforma, y que también desaparecerán muy pronto, puesto que la previsión es que finalicen el martes por la noche .

El ruido de la demolición, en la que trabajaba una máquina de 55 toneladas y otra de 50, era claramente audible a varios cientos de metros en medio de la tranquilidad propia de un domingo, y más en uno de Carnaval, pero ningún vecino salió a quejarse de él: la gran mayoría está encantado de ver cómo desaparece la estructura que tan molesta les ha resultado en los últimos años, durante los que ha llevado el tráfico de la ciudad a la altura de las ventanas de su primer piso. La demolición también generó bastante polvo, pero una lona sostenida por una grúa actuó a modo de pantalla para evitar que las partículas llegaran a las ventanas mientras toneladas de cascotes se amontonaban sobre el asfalto.

Reapertura

Si todo continúa según lo previsto, el cruce de la ronda de Outeiro con la avenida de Finisterre, que todavía permanece cerrado (lo que provoca atascos puntuales, sobre todo a primera y a última hora de la mañana), se reabrirá al tráfico el miércoles.

Pero eso no significa que las obras hayan acabado: el viaducto no desaparecerá del todo hasta el cinco de marzo  y durante los próximos meses, el cruce cambiará de aspecto. A pesar de que se mantendrán los dos carriles en cada sentido en la ronda de Nelle, se van a ampliar las aceras y se plantarán hasta 25 árboles para hacerlo más agradable para pasear y se instalará un carril bici.
 

Los técnicos descartaron en su día construir una rotonda para regular el tráfico porque sería demasiado pequeña para los autobuses, así que simplemente se instalarán semáforos. Para evitar retenciones no será posible girar hacia la izquierda cuando se circule por la ronda de Nele, así que habrá que desviarse por Vista Alegre o Vila de Cee dependiendo del sentido en el que se viaje. 

Comentarios