martes 1/12/20

Los mariscadores alertan de que la productividad de la ría ha bajado

Los mariscadores denuncian que la productividad de la ría de O Burgo continúa bajando a un ritmo inusualmente rápido mientras el Ministerio de Medio Ambiente se toma con cierta calma los avances en el proyecto de dragado y saneamiento del espacio natural.

Los mariscadores faenaron estos días 	quintana
Los mariscadores faenaron estos días quintana

Los mariscadores denuncian que la productividad de la ría de O Burgo continúa bajando a un ritmo inusualmente rápido mientras el Ministerio de Medio Ambiente se toma con cierta calma los avances en el proyecto de dragado y saneamiento del espacio natural. El colectivo asegura que desde la Demarcación de Costas les han advertido de que no habrá ninguna noticia en firme hasta que no se forme un nuevo Gobierno a nivel estatal.
La preocupación de los mariscadores coruñeses por su futuro va in crescendo a medida que pasa el tiempo sin tener ninguna fecha para el inicio de las obras de recuperación la zona. A mediados del pasado mes de junio se cerraba el plazo de alegaciones al plan y el Ministerio de Medio Ambiente está a la espera de recibir el preceptivo informe ambiental sobre las actuaciones.
Mientras tanto los trabajadores se desesperan y comentan que si hace un año solo había productividad de marisco en un 19% de O Burgo, a estas alturas “será en un 15%”. “Los lodos llegaron al puente y hay mucho fango que si no se retira se come todo”, denuncia el presidente del colectivo de a pie, Andrés Pena, que resalta que de seguir así “en tres años estará totalmente improductivo”.
“Llevamos cinco años sin sembrar y entre los lodos y lo que se quita esto se acaba”, reiteró Pena a sabiendas de que la situación es cada vez más insostenible.
De hecho, en los últimos días que acudieron a faenar se toparon con “poco marisco” y llevan meses advirtiendo de la alta mortandad del mismo.
Por eso se queja de las trabas con las que se está encontrando la promesa que les hicieron las autoridades: “Si no se retrasa por una cosa es por otra y los perjudicados siempre somos nosotros que nos estamos quedando sin ría”.
Afirma que desde Costas en Galicia les han dicho que habrá que esperar a que se aclare la situación política en Madrid para tener una decisión en firme sobre el proyecto.
Por si eso no marcase un lapso de tiempo suficientemente largo, con todo Medio Ambiente comentó a este diario que faltan varias fases previas a que la maquinaria llegue a la arena.
En cierto modo entienden esa política puesto que tendrá un elevado coste de “casi 50 millones de euros” –es lo que se anunció en un principio pero ahora el Gobierno central quiere esperar a ver los últimos informes– pero piden mayor celeridad.

Comentarios