jueves 24/9/20

La “Marineda Soñada de Lugrís” del Eusebio da Guarda vuelve a aparecer llena de pintadas

El mural de la “Marineda soñada de Lugrís vuelve a contar con pintadas que estropean la obra por segunda vez en apenas dos meses. Después de que la creación fuese restaurada ya en una ocasión en enero para hacer desaparecer algunos grafitis

El mural en el exterior del Eusebio da Guarda vuelve a tener pintadas que afean el diseño	pedro puig
El mural en el exterior del Eusebio da Guarda vuelve a tener pintadas que afean el diseño pedro puig

El mural de la “Marineda soñada de Lugrís vuelve a contar con pintadas que estropean la obra por segunda vez en apenas dos meses. Después de que la creación fuese restaurada ya en una ocasión en enero para hacer desaparecer algunos grafitis que la cubrían en parte, ahora los paseantes y jóvenes que acuden al Eusebio da Guarda se encuentran de nuevo con un trabajo deslucido por la acción de los grafiteros.

El pasado 18 de diciembre se dio a conocer este mural pintado por el artista Kse y que luce en uno de los muros exteriores del instituto que dan a la plaza de Pontevedra y que anteriormente fue restaurado por los colectivos In Nave Civitas y O Mura.

Sin embargo, poco duró la obra en todo su esplendor, ya que tan solo una semana después varias pintadas estropeaban la creación ideada por Urbano Lugrís.

Los grafiteros dejaron su marca sobre la creación que representa la visión de la ciudad que tenía el artista. Como sucede actualmente, en la primera ocasión la parte más dañada de la obra también fue la derecha, que parece despertar el apetito de los grafiteros.

Después del primer ataque en contra de la “Marineda Soñada”, la obra fue recuperada en parte gracias a Kse, que consiguió localizar a los autores de las pintadas por sus firmas, quienes accedieron a correr con los gastos para que el autor recompusiese el diseño original.

Sin embargo, este mural no es el único que sufre la acción de los grafiteros. En el propio Eusebio da Guarda, pero en el exterior que da al paseo Marítimo, había otras creaciones que también están prácticamente ocultas debido a las pintadas que las han ido cubriendo poco a poco.

Otros ejemplos del poco respeto hacia los murales en las calles de la ciudad están en San Andrés. En esta vía existe una obra de Miguel Trillo sobre “Tribus Urbanas”, pero que desde hace tiempo perdió parte de su brillo porque diversas pintadas se ocuparon de estropearla.

Además, hay otros casos de falta de respeto hacia los murales que pueblan la ciudad. Uno de los más llamativos es el de los que se pintaron en la antigua finca de los Mariño, que también están casi totalmente tapados por otras pintadas nada acordes con la obra original.

proyecto municipal
Hace unas semanas trascendió que el Gobierno local pretende sacar a lo largo de este año una convocatoria para repartir entre los grafiteros de la ciudad algunos muros municipales y viaductos para que los adornen con murales.

Esta iniciativa es similar a la que el PSOE y el BNG pusieron en marcha en el año 2008, cuando varios artistas se encargaron de engalanar las columnas que sostienen el viaducto que atraviesa Cuatro Caminos y San Pedro de Mezonzo.

Comentarios