viernes 18.10.2019

La lluvia depara una jornada llena de accidentes pero sin heridos graves

Los más graves tuvieron lugar en los accesos de la ciudad, e incluyeron algunas salidas 
de vía aparatosas
La conductora del coche volcado sufrió lesiones de escasa importancia en un mano | patricia g. fraga
La conductora del coche volcado sufrió lesiones de escasa importancia en un mano | patricia g. fraga

La fina lluvia que cayó de manera constante durante las primeras horas de la jornada de ayer fue uno de los ingredientes que propiciaron los accidentes que se registraron en algunos de los principales accesos de la ciudad, incluidas algunas salidas de vía, pero que no dejaron ningún herido grave que lamentar, según confirmaron fuentes de la Policía Local, aunque sí llegaron a afectar el tráfico, tanto en Alfonso Molina como la carretera de Baños de Arteixo.

Algunos de los accidentes fueron espectaculares, como el que tuvo lugar alrededor de las nueve de la mañana, en la carretera que une al hospital Oncólogico con la avenida de A Pasaxe. Allí, una mujer perdió el control de su turismo y, a pesar de que trató de frenar, se salió de la vía y acabó volcando en medio de la calzada, quedando el vehículo boca a bajo.

Los siniestros que se registraron en hora punta provocaron fuertes embotellamientos hacia la ciudad

La víctima consiguió salir del coche siniestrado por sus propios medios, y según la Policía Local no estaba herida, aunque presentaba lesiones en una mano. Por lo demás, tenía un estado de nervios propio de un accidente de este calibre, por lo que fue atendida por una ambulancia, mientras un coche patrulla de la Policía Local cortaba el tráfico, a la espera de que una grúa retirara el vehículo.

Alcance múltiple

Más aparatosa resultó la colisión múltiple que tuvo lugar poco después en Alfonso Molina en dirección entrada de la ciudad y que implicó a cinco vehículos. El alcance se registró a la altura de Palavea y provocó el colapso inmediato del principal acceso a la ciudad, puesto que se acercaba la hora punta. La cola de vehículos que trataba de entrar en la ciudad se alargó hasta San Pedro de Nós, según los testigos.

 Un suceso similar, esta vez en la carretera de Baños de Arteixo, implicó a tres vehículos, y tuvo lugar alrededor de las once de la mañana, siempre según la Policía Local. Pero el alcance no provocó graves daños en los vehículos, que los agentes municipales ordenaron que estacionaran en el arcén para evitar embotellamientos.

A las doce del mediodía, Alfonso Molina volvió ser el escenario de un accidente En esta ocasión, un Citröen se salió de la vía después de tratar de incorporar a la AC-11 desde Vilaboa. Allí la curva del ramal de acceso es muy pronunciada y esta clase de incidentes es habitual cuando la cazada está mojada. El vehículo acabó con las ruedas en la profunda zanja que existe en la cuneta, y la Guardia civil tuvo que dirigir el tráfico hasta que una grúa la retiró.

Pero el único siniestro que dejó heridos que lamentar fue un atropello, cuando ya había escampado: a las 18.30 horas, en Alcalde Marchesi, junto al centro comercial, una mujer de 82 años M.C.G.Z. fue arrollada cuando trataba de cruzar fuera de paso entre dos coches. El golpe le rompió una muñeca.

Comentarios