sábado 28/11/20

La investigación de Urbanismo, que dura seis meses, solo afecta a un funcionario

La investigación judicial actualmente en curso acerca de la presunta trama de sobornos el departamento municipal de licencias urbanísticas solo cuenta por el momento con un sospechoso, de acuerdo con fuentes cercanas a las pesquisas.

La sede de Urbanismo, en la plaza de Indalecio Prieto	pedro puig
La sede de Urbanismo, en la plaza de Indalecio Prieto pedro puig

La investigación judicial actualmente en curso acerca de la presunta trama de sobornos el departamento municipal de licencias urbanísticas solo cuenta por el momento con un sospechoso, de acuerdo con fuentes cercanas a las pesquisas. Se trata de un funcionario municipal que supuestamente aceptó 3.000 euros de un ciudadano a cambio de evitar la caducidad de una licencia, extraviando un documento. El hecho habría sido advertido por una de sus compañeras, de acuerdo con algunas fuentes, y el Gobierno local afirma que tuvo conocimiento del hecho el 3 de noviembre.
Según la Fiscalía, el Ayuntamiento les informó ese mismo mes de que sospechaba de “hechos que pueden ser considerados delictivos”  en el área de Urbanismo, lo que llevó a la apertura de diligencias de investigación. Tras encontrar indicios que apuntaban a un posible delito, la Fiscalía presentó una denuncia ante el juzgado de guardia, en este caso, el Juzgado de Instrucción nº6 de A Coruña. Este tribunal abrió diligencias al principio de marzo, que se han declarado secretas debido a que “lo que se comente  sobre ellas puede afectar a la investigación”. La Fiscalía rechaza dar más datos.
El concejal de Regeneración Urbana y Derecho a la Vivienda, Xiao Varela, confirmó ayer que el Ayuntamiento ha decidido personarse como acusación particular en esta causa, “con afán de facilitar a investigación en todo o que fose menester”. Varela insistió en que el Gobierno local nunca se había personado en una causa abierta contra un funcionario municipal. El trabajador investigado, de acuerdo con algunas fuentes, fue apartado de sus funciones y destinado a otro puesto.

origen de la investigación
El supuesto soborno se descubrió, según fuentes relacionadas con la investigación, cuando el ciudadano que había pagado porque no caducara la licencia le contó a una funcionaria que había desembolsado la suma. Aunque esto es también un delito, las fuentes no mencionan que a este ciudadano se le esté también investigando.
El concejal Xiao Varela mencionó ayer “presuntas irregularidades” que el Ayuntamiento “sospeita” que “veñen de vello”, insinuando así la existencia de una trama de sobornos en la época del Partido Popular. La portavoz del PP, Rosa Gallego, negó ayer que en la época del anterior Gobierno local “hubiese nunca denuncias” de este tipo, ni siquiera en forma de sospechas o rumores.

petición de cautela
La Marea y la oposición coinciden en pedir cautela a la hora de tratar el presunto caso de corrupción. Varela pidió ayer “evitar un xuízo sumario ao funcionariado”, que tiene la “confianza plena” del Gobierno local, y recordó que esta es “unha causa concreta”.
Gallego reclamó también “prudencia” ante un tema que considera “muy delicado”, pero afirmó que deben “depurarse responsabilidades” si finalmente se descubre un caso de corrupción. El portavoz socialista, José Manuel Dapena, reclamó que la investigación no arroje un “indicio de sombra” sobre la labor de los funcionarios, “agilidad y rapidez” en las pesquisas y que “la presunción de inocencia prevalezca”.

Comentarios