miércoles 2/12/20

Intervención pide al Ayuntamiento que incluya las cuentas de los consorcios en los presupuestos

El Gobierno municipal remitió ayer el demandando informe de intervención sobre el proyecto de presupuestos para 2016 a los grupos municipales de PSOE y BNG.

El alcalde con la edil de Hacienda, Eugenia Vieito	javier alborés
El alcalde con la edil de Hacienda, Eugenia Vieito javier alborés

El Gobierno municipal remitió ayer el demandando informe de intervención sobre el proyecto de presupuestos para 2016 a los grupos municipales de PSOE y BNG. En su interés por fraguar un acercamiento de posturas, el Ayuntamiento ha hecho público un documento en el que el organismo le pide que incluya las cuentas de los Consorcios de Turismo y de la Música. A ojos del departamento encargado de hacer el análisis, el equipo del alcalde, Xulio Ferreiro, también ha sido demasiado optimista a la hora de planificar las reducciones del dinero que llegará a las arcas municipales a través de diferentes tributos. En cualquier caso, sí se entiende que, si no hay variaciones, se cumplirá el objetivo de déficit cero.
La Intervención General ha analizado pormenorizadamente unos presupuestos que, según destaca, sufrirán una reducción del 2,97% con respecto a los de 2015. Si bien es cierto que se afirma que está previsto llegar a la meta de la estabilidad económica, los encargados de revisar el documento municipal han encontrado diversos puntos en los que solicitan más claridad o ajustes del montante. 
El informe advierte desde el primer momento de que la partida económica va fuera de plazo pese a responder a todas las exigencias legales. Al margen del problema obvio, se habla del dinero del que dispondrán los consorcios. Aunque legalmente no es obligatoria su inclusión, “se estima que al menos debería incorporarse el documento físico del proyecto de Presupuesto de los Consorcios de Turismo y de la Música”.
En el texto, en el que se analizan uno por uno los capítulos de ingresos y de gastos, los profesionales han detectado algunos fallos de cálculo. El IBI urbano y rústico están bajo el punto de mira, pero se destaca el aumento de la previsión de ingresos por liquidación de proyectos constructivos o de transacción inmobiliaria. 
A tenor de lo “voluble” de este tributo, Intervención entiende que “por razones de prudencia, debería al menor haberse mantenido” el dato de 2015 y no esperar mayor crecimiento. 
“La reducción puede que no sea suficiente para ajustarse a las previsibles liquidaciones por esta tasa”, dicen al respecto de las licencias urbanísticas, que ya sufren una bajada. Tampoco se lo parecen las cifras pensadas para el servicio de la grúa y los mercados municipales. Por contra, por la ORA se esperan mayores beneficios.
En cuanto a los Fondos de Cooperación Local, ya sumados, recuerda que Facenda aún no se ha pronunciado al respecto y que podría ser necesario ajustar el proyecto para respetar el equilibrio de gasto.

Comentarios