miércoles 12/8/20

Un incendio forestal alarma a una residencia de mayores en San Pedro

La pronta actuación de los servicios de extinción impidió que las llamas se extendieran más allá de 200 metros
Las brigadas forestales de Medio Rural y los bomberos municipales colaboraron en la extinción | javier alborés
Las brigadas forestales de Medio Rural y los bomberos municipales colaboraron en la extinción | javier alborés

Alrededor de las ocho de la tarde se declaró un incendio en un descampado ubicado en la carretera que lleva al monte de San Pedro. Se trataba de un incendio forestal de pequeña importancia, en un principio, pero que era potencialmente peligroso porque se encontraba próximo a la residencia de mayores Remanso, por lo que desde un primer momento, se enviaron dos unidades al lugar. 

La residencia de mayores no era la única construcción que se encontraba cerca del fuego. En la zona también se encontraba una construcción precaria, que tampoco se vio afectada. El mayor peligro que se corrió fue por el humo, que el viento desplazaba a la residencia, pero no afectó a ninguno de sus huéspedes. En sentido, ayudó que el aire que soplaba no fuera tan fuerte como en las jornadas anteriores. A esto hay que añadir que había llovido recientemente, y que la temperatura no era demasiado elevada.

Además de los bomberos municipales, al lugar de los hechos se desplazaron efectivos de las brigadas forestales de la Consellería de Medio Rural. Entre ambos consiguieron controlar el fuego poco antes de las diez de la noche, sin que las llamas consiguieran calcinar poco más de una pequeña extensión de descampado con algo de maleza, pero sin arbolado ni ningún otro material que sirviera de combustible. Los bomberos municipales dejaron de vigilancia uno de los camiones, mientras que otra de las dotaciones regresaba a base. Pasadas las once de la noche, el resto de los efectivos se retiraron. Por el momento, no se sabe cuál fue el origen del incendio.

Anteriores casos
O Portiño fue el escenario de un importante incendio en el verano de 2011, cuando hubo que desalojar a 120 habitantes el poblado de O Campanario. Desde entonces, en esta zona periurbana donde se encuentran vertederos ilegales se han declarado varios incendios, pero todos pequeños, aunque algunos muy graves, como uno que resultó en una mujer sin techo calcinada en 2016. 

En esta temporada de incendios, se han declarado varios fuegos. En mayo, un espectacular incendio forestal arrasó  más de quince hectáreas de terreno en las inmediaciones del entorno del parque de Bens. y fueron necesarias varias brigadas de la Xunta para extinguirlo. 

El 13 de este mes se declararon otro dos incendios forestales: uno en las proximidades del polígono de Vío y el otro, en Suevos. En ambos casos, debido al fuerte viento, fue necesario emplear medios aéreos durante varias horas, en el caso de Suevos, hasta poder dar por extinguidos los incendios que arrasaron varias hectáreas de terreno de matorral bajo.

Comentarios