domingo 29.03.2020

Los hosteleros creen que la prohibición del botellón no beneficiará a los bares

“No es que vendamos más o menos, sino que la gente llega con una tasa de alcoholemia muy alta”, aseguran
Los hosteleros esperan que los jóvenes mejoren su calidad del ocio | pedro puig
Los hosteleros esperan que los jóvenes mejoren su calidad del ocio | pedro puig

El pasado 30 de enero el botellón se prohibió de manera oficial en los jardines de Méndez Núñez tras ser declarada Zona de Especial Protección (ZEP). Los jóvenes, que se concentraban allí para beber desde hace más de una década, vieron cómo lo que ya era una tradición, llegaba a su fin. Ahora, con la incertidumbre de lo que ocurrirá con este hábito y la intensa presencia policial por la zona del centro y los alrededores de la calle Vista, los hosteleros valoran la situación.

“Esperemos que se recupere la salud pública que es hacia donde va la medida”, destacan desde los locales

“Lo primero que esperamos con el fin del botellón es que se recupere la salud pública, que es hacia donde va dirigida la medida”, explica el presidente de la Asociación de Hostelería de A Coruña, Héctor Cañete. Con todo, reconoce que la prohibición de esta costumbre en el emblemático espacio coruñés no influirá económicamente en los establecimientos de copas. “Lo que nos ocurre con el botellón no es que vendamos más o menos, sino que la gente llega a los locales con una tasa de alcoholemia muy alta”, sostiene Héctor Cañete. Esto provoca que “se generen problemas en la vía pública y los bares, hasta el punto de tener que impedir el acceso”, dice.

Crisis

Pese a que los ojos están puestos en que el ambiente mejore para los dueños de establecimientos de copas, desde la Asociación de Hostelería de A Coruña siguen preocupados por la crisis que viven actualmente. “La realidad es una constante que viene desde la crisis. Se están cerrando locales de hostelería y, aunque se vean obras, el número total de establecimientos sigue disminuyendo”, comenta Cañete.

Héctor Cañete indica que, aunque se vean obras, el número de establecimientos sigue disminuyendo

No se espera, por lo tanto, una recuperación del sector coruñés. “La situación está empeorando y todos los pasos que se dan por parte del Gobierno central no ayudan”, critica el presidente de la agrupación.

Además, la crisis no solo tiene ámbito local, y es que “los locales de ocio viven este malestar en todo el territorio nacional, no solo en A Coruña ni en Galicia”. Así, “las políticas generales se están equivocando y el cierre de locales viene acompañado de la pérdida de empleo a nivel estatal”, concluye.

Salud

Pero si hay algo en lo que confían los hosteleros coruñeses con la prohibición del botellón en los jardines de Méndez Núñez, un espacio al que acudían cientos de jóvenes tanto las noches de jueves universitario como los fines de semana y festivos, es en la recuperación de un ocio responsable y “se tomen unas consumiciones y pases un rato agradable con tus amigos sin que pases frío en la calle sin sentido tomando una botella de ron entera”, aclara Héctor Cañete.

Por lo tanto, para el presidente de los hosteleros coruñeses “no es una cuestión de facturar más o menos”, añade. Y es que “con la cantidad de locales de copas que hay en A Coruña, que gente del botellón se desplace a ellos es inapreciable”, concluye.

Comentarios