jueves 02.04.2020

Hijos de Rivera roza el envasado de 309 millones de litros de cerveza en un 2018 en el que facturó más de 500 millones de euros

La corporación apuesta por mantener una única fábrica pero afronta un año de mayor impulso a la internacionalización

Rivera presentó los resultados de la corporación en el Mega, el futuro museo de Estrella Galicia | pedro puig
Rivera presentó los resultados de la corporación en el Mega, el futuro museo de Estrella Galicia | pedro puig

Mientras muchos coruñeses siguen con interés la ampliación de la fábrica de Estrella Galicia en el polígono de A Grela, la Corporación Hijos de Rivera da de nuevo la sorpresa al contar lo que se coció dentro de la factoría en 2018. El consejero delegado de la compañía, Ignacio Rivera, explicó ayer que el pasado ejercicio fue especial porque “se superaron los 500 millones de euros de facturación y los 300 millones de litros de cerveza producidos”. De cara a los próximos tres años habrá más inversiones en la planta gallega, pero también un paso que se prevé de gigante para aumentar el posicionamiento a nivel internacional. 
Tanto en Estrella Galicia como en la gama de cervezas 1906 (1906, Red Vintage y Black Coupage) y en la de aguas, con Cabreiroá, como buque insignia, Hijos de Rivera no quiere abandonar ni “la inversión en materias primas propias”, ni la estrategia de “marketing y patrocinios” que apoya desde el motociclismo al rural con el Mercado de la Cosecha. El CEO de la firma, Ignacio Rivera, defiende que siguen siendo cerveceros artesanos a pesar de que las cifras ya dan mucho vértigo.
El agua, también en ascenso

En el último año se produjeron 308,8 millones de litros de cerveza, un 11% más que en el año anterior, lo que se tradujo en una facturación consolidada de 507,8 millones de euros. También subió un 9%, dando como resultado un beneficio después de impuestos de 66,3 millones de euros.

En lo que se refiere al agua también se registró un ascenso del 8% en la cantidad de litros envasados y la factoría sumó 1.087 empleados, de los que el 85% cuentan con un contrato indefinido. Todo con la satisfacción de los trabajadores, que para los ejecutivos es muy importante. 

Planes externos e internos
Si en el trienio 2016-2018 se invirtieron 236 millones de euros, en el siguiente –el de la estabilización y salida a fuera con más fuerza– se superarán los 300. Otro de los retos será reducir un 30% la huella de carbono con tareas con el reciclaje al 100% de los envases. 

El representante de la empresa siguió abogando por mantener la factoría única de A Coruña aunque eso encarezca los costes finales. La única que compatibilizarán es la que prevén construir en Brasil después de entrar hace unos años en aquel mercado, pues servirá de punto de expansión a países como Paraguay o México. 

Todo el portfolio de productos se distribuirá al resto de Europa pero con una especie de sucursales con oficinas y con partners locales. En este contexto, a priori la compra de los terrenos del centro comercial Comcor –que cerró en marzo– no responde a una ampliación de los departamentos productivos de la factoría, sino al interés de crear un edificio de oficinas para poder centralizarlas todas en un mismo lugar.

Comentarios