martes 26/1/21

Hallan a dos hombres muertos en sus casas casi al mismo tiempo

I a Policía Nacional acudió ayer a dos avisos que alertaban del hallazgo de dos cadáveres: uno de ellos en el número nueve de Ramón y Cajal, y otro en la avenida de Peruleiro. Los dos sucesos tuvieron lugar prácticamente al mismo tiempo

La Policía Nacional custodió el acceso al piso de Ramón y Cajal a la espera del levantamiento del cadáver | pedro puig
La Policía Nacional custodió el acceso al piso de Ramón y Cajal a la espera del levantamiento del cadáver | pedro puig

I a Policía Nacional acudió ayer a dos avisos que alertaban del hallazgo de dos cadáveres: uno de ellos en el número nueve de Ramón y Cajal, y otro en la avenida de Peruleiro. Los dos sucesos tuvieron lugar prácticamente al mismo tiempo, en torno a la una menos diez de la tarde. Según parece, la víctima en el primer caso fue un hombre de unos 67 años de edad que se precipitó desde un quinto piso al patio de luces. En el segundo, un joven de 26 años, al que las autoridades hallaron ahorcado.
Por el momento, no existe una versión oficial de cómo ocurrieron los hechos, puesto que se hallan bajo la investigación de la Policía Judicial del Cuerpo Nacional. En ambos casos, se solicitó la asistencia de la Policía Local, así como de los Bomberos para que les franquearan el acceso a los domicilios. En el primer caso, al patio de luces, puesto que a muchos de estos lugares son difíciles de acceder, sobre todo si es necesario retirar un cadáver.
Por sus propios medios
También pudieron entrar por sus propios medios los agentes de la Policía Nacional en el domicilio de Peruleiro, donde encontraron el cuerpo aún colgado. Supuestamente, de un cinturón. Algunas fuentes apuntan a que, como se ignoraba cuánto tiempo llevaba en ese estado, se apresuraron a bajarlo de allí, pero no hubo nada que hacer: el joven, de solo 26 años, había fallecido.
Pasaron varias horas antes de que se ordenara el levantamiento del cadáver. Mientras tanto, la Policía Nacional custodió los accesos de los domicilios donde estaban los cuerpos hasta que se hicieron cargo de ellos los empleados de la funeraria ante las expectación de los vecinos, conmocionados por el suceso.
Esta clase de incidentes, con muertes coincidentes en el tiempo, se registran de vez en cuando. En junio del año pasado tuvieron lugar dos muertes de mujeres separadas por apenas una hora. Ambas cayeron desde gran altura a la calle, y murieron instantáneamente. El primer caso fue precisamente en la calle de Ramón y Cajal, cerca del Casa del Mar, donde una mujer de 51 años que se precipitó desde el noveno piso. La segunda mujer, una veinteañera, se precipitó en la ronda de Outeiro a la altura de su cruce con la venida de Arteixo, cayendo sobre la acera. En ninguno de los dos casos no se pudo hacer nada para salvar sus vidas. l

Comentarios