domingo 20.10.2019

La fuerza del mar mueve bancos y causa daños en algunos locales de hostelería

La jornada de resaca del temporal sirvió para recolocar todo lo movido por las olas y hacer balance de los daños en varios locales de ocio nocturno.

Las olas causaron desperfectos en los locales del Paseo	pedro puig
Las olas causaron desperfectos en los locales del Paseo pedro puig

La jornada de resaca del temporal sirvió para recolocar todo lo movido por las olas y hacer balance de los daños en varios locales de ocio nocturno. Pero ni la Policía Local ni los bomberos bajaron la guardia para impedir el acceso a los arenales y el Paseo Marítimo, así como atender llamadas de los vecinos por cuestiones leves.
El Ayuntamiento comentó ayer que el mar causó desperfectos en una docena de bancos del entorno de la playa y movió de su lugar habitual el resto del mobiliario urbano. Además, en las Esclavas aparecieron varias rocas de buen tamaño. El agua también movió algunas tapas de alcantarillas, que ayer se instalaron nuevamente en su sitio. 
También se repararon la red semafórica y el alumbrado público que sufrieron afecciones por el agua, lo que provocó algunos cortes del suministro.
Desde bien temprano el personal municipal trabajó para volver a la normalidad, si bien a la hora de la pleamar –sobre las 17.00 horas– tres patrullas policiales y los bomberos reforzaron el retén junto al Paseo Marítimo. De hecho, un par de olas llegaron a sobrepasar el arenal y colarse en la calzada sin provocar afección al tráfico. 
Y es que aunque los obreros lo intentaron hasta con palas, en tan pocas horas no pudieron reconstruir la duna de Riazor que las olas se encargaron de allanar. 
Esas mismas olas fueron las causantes de daños en las arcadas de Riazor y en otro establecimiento hostelero cercano en la pleamar de la madrugada. Para evitar males mayores se reforzó el servicio de seguridad para los días de ocio de manera que los agentes impidieron el acceso de los peatones al Paseo Marítimo y a las playas. Por la mañana sí hubo curiosos que no atendieron a la restricción peatonal.
Por su parte, los bomberos tuvieron que realizar varias salidas para comprobar los avisos que les llegaron por parte de los ciudadanos. Parte de la tarde la pasaron en la avenida de Finisterre retirando unas chapas junto a una antena, pero también acudieron a quitar carteles, toldos y alguna farola.

Comentarios