sábado 04.04.2020

Ferreiro deja la corporación y no estará en las negociaciones para formar gobierno

En su despedida anuncia que seguirá vinculado a la Marea y destaca a Iago Martínez, que tendrá acta de edil

Xulio Ferreiro estuvo acompañado por el resto de concejales en su despedida y se emocionó en varios momentos de su discurso | javier alborés
Xulio Ferreiro estuvo acompañado por el resto de concejales en su despedida y se emocionó en varios momentos de su discurso | javier alborés

El alcalde en funciones, Xulio Ferreiro, anunció su decisión de dejar la corporación municipal después de los resultados de las elecciones municipales del pasado domingo, tras las que la Marea no podrá revalidar la Alcaldía.

El hasta ahora regidor aludió a razones de “carácter persoal e político” para tomar una decisión que había “madurado hai moito tempo” y que corresponde a “actuar en consecuencia” tras “non cumprir os obxectivos”, pero alcanzando el compromiso de marchar como “xente do común”. Aseguró que hubo mucha gente que le pedía que siguiera, pero que ya tenía tomada la decisión.

“Ninguén é imprescindible”, dijo Ferreiro en una comparecencia en la que estuvo arropado por el resto de concejales, personal eventual, funcionarios y otros trabajadores municipales y en la que se emocionó en diversas ocasiones. Además, adelantó que tras unos meses se reincorporará a su puesto en la Universidad.

Ferreiro aprovechó para pedir “desculpas ós que se sentiron defraudados” pero defendió que no se desviaron “do camiño” que se marcaron hace cuatro años. El todavía líder de la Marea aseguró que salvaron al Ayuntamiento de la “bancarrota” por el Conde de Fenosa y que se iban dejando dos proyectos de altura como la piscina de O Castrillón y el derribo del viaducto de la ronda de Nelle.

También tuvo tiempo de hacer un análisis de un “mandato extremadamente difícil” con una “Administración rexida por normas inxustas” y en el que fue difícil establecer “alianzas” con otras fuerzas. Además, también señaló que sufrió “campañas de desprestixio” pero que no cedieron ante “determinadas presións”. “As regras do xogo electoral non se cambian en catro anos”, apuntó.

Xulio Ferreiro hizo referencia a aspectos negativos pero también a otros positivos. “Aínda quero máis a miña cidade”, dijo sobre una de las “mellores” urbes “do mundo”. También se deshizo en elogios para las personas que trabajaron junto a él en estos cuatro años como el resto de concejales, los directores de área o funcionarios. Tuvo palabras especiales para la directora de la asesoría jurídica municipal y también para su jefe de gabinete, Iago Martínez.

El alcalde destacó su “apoio incansable” y alabó que sin su colaboración “non sería a metade do alcalde que fun”. Ferreiro también alegó que se trató “inxustamente” a Martínez y que hubo quien quiso crear un enfrentamiento entre ellos. A pesar de su marcha, Ferreiro prometió “axudar” al que le reemplazará como edil al revés de lo que sucedió hasta ahora.

Iago Martínez fue durante estos cuatro años el encargado, junto a Ferreiro, de idear la estrategia municipal y es uno de los fundadores de la Marea, por lo que su nombre figura entre los que cuentan con más posibilidades, junto al concejal Xiao Varela, de asumir el liderazgo de la formación en María Pita.

Sobre su relevo declaró que no hará declaraciones públicas que puedan “influir” en la toma de esta decisión pero que opinará de manera interna como miembro de la Marea Atlántica. 

Ferreiro anunció que deja la corporación municipal pero que seguirá participando en la actividad interna de la Marea Atlántica, aunque rechazó que vaya a estar de manera directa en las negociaciones que pueda haber con el PSOE para formar gobierno.

Reconocimientos
Ferreiro reconoció que las disputas internas entre las mareas fueron una de las razones de los resultados electorales e hizo un llamamiento a extraer un aprendizaje de lo sucedido.

Precisamente el portavoz de En Marea, Luís Villares, mostró su “reconocimiento del trabajo hecho” por Ferreiro, mientras que el presidente de la Diputación, González Formoso, destacó la “relación constructiva” entre ambos.

Ferreiro recibió mensajes de apoyo en redes sociales por parte de buena parte de sus compañeros de equipo y de su homóloga en Barcelona, Ada Colau. “Seguiremos demostrando que sí se puede, con emoción”, escribió.

Comentarios