domingo 20/9/20

El entroido coruñés exalta la libertad de expresión y a su raza “choqueira”

Con cuatro carteles de María Álvarez, que son un alegato gráfico por la libertad de expresión, el Entroido coruñés echa a andar. Lo hará este domingo a las 18.00 horas a golpe de letras

Las fuerzas vivas del Carnaval posan con el concejal de Culturas y representantes de las compañías que actuarán en el programa | pedro puig
Las fuerzas vivas del Carnaval posan con el concejal de Culturas y representantes de las compañías que actuarán en el programa | pedro puig

Con cuatro carteles de María Álvarez, que son un alegato gráfico por la libertad de expresión, el Entroido coruñés echa a andar. Lo hará este domingo a las 18.00 horas a golpe de letras y canciones en un concurso que las comparsas piden que caiga en sábado. Y es que los días de charanga les quedan cortos a los amantes de esta fiesta pagana, que continuará el viernes 9 con la entronización a las 21.00 horas del dios Momo en el Obelisco y la instalación del velatorio de la sardina, en el Art T Café, a las 23.30 horas.
El concejal de Culturas, José Manuel Sande, hizo hincapié en la programación infantil y la de los centros cívicos. La primera “Pequeno circo de entroido” será en María Pita con tres días de actividades, donde además de construir marionetas, bailar el hula hop o aprender cantos populares, niños y mayores podrán participar en flashmobs choqueiro, cabarets “feitos apropósito” o pasacalles e “intertascas” en los que la ciudad refrescará en alto los cánticos populares. Además, el sábado, las comparsas tomarán la calle a las 17.30 horas en 1,9 kilómetros de desfile que teñirá de Carnaval el tramo que irá desde la avenida de la Habana, pasará por la plaza de Pontevedra y enfilará los Cantones para desembocar en la plaza de María Pita.
Porque se trata de sacarle punta a un Entroido coruñés con personalidad, Xosé Alfeirán hablará el lunes a las 20.00 horas en el Circo de Artesanos de la raza choqueira en la primera parte de un análisis, que llegará hasta 1882.
El martes, la especie que regresa siempre por estas fechas tomará la Torre, que será escenario por la mañana de ofrendas florales a los Nito, Canzobre, Palau y César San José. En la calle que A Coruña le dedica a este último tendrá lugar la incorporación de una nueva choqueira a la colección de placas, Pilar Varela, que contaba ayer que trató de inyectar a sus hijos y nietos el mismo espíritu que prodiga que nada se compra en tienda, el atrezo se rescata y se amolda al cuerpo. Es el primer mandamiento de un sentir que las comparsas quieren para el patrimonio coruñés. Romualdo, de Os Maracos, explicó que le propusieron al Ayuntamiento disfrazar a los monumentos más emblemáticos: “Que a Torre fose de Lola La Piconera”. De momento, tienen la negativa de la Xunta.
Con un presupuesto de 160.000 euros, 10.000 programas de mano y 2.000 carteles, la cita bailará el martes por la tarde con Los Mecánicos, será concurso de trajes en Monte Alto y más drama en un velatorio que se desarmará el miércoles para desentronar a Momo la misma noche en que los enamorados se sienten a cenar. Ellos serán ajenos a lo que pase en la playa de San Amaro, donde se le buscará nicho a la sardina entre pirotecnia y “Carmina Burana”. Será a las 21.30 horas. En ese momento, los Puigdemont y Trump llorarán a moco tendido con cardenales y militares.
“Tiñamos claro que o que algún deu en chamar guerras culturais era un paso atrás que non se podía dar”, dijo Sande. Yupiyeyo, que es como se conoce artísticamente a la diseñadora, se encargó de meter a todos en el mismo saco.

Comentarios