sábado 11.07.2020

Las empresas lanzan propuestas de ocio infantil y juvenil adaptadas a la nueva normativa sanitaria

Buscan favorecer la conciliación familiar hasta que reabran las escuelas infantiles en septiembre
Juan José Medín, presidente del Sporting Club Casino, en las instalaciones de A
Zapateira
Juan José Medín, presidente del Sporting Club Casino, en las instalaciones de A Zapateira

La decisión de la Xunta de no volver a abrir las escuelas infantiles hasta septiembre ha provocado que muchas familias hayan tenido que recurrir a empresas y entidades lúdicas y culturales para mantener ocupados y entretenidos a sus hijos mientras los progenitores trabajan.

Así, todas las firmas se encuentran adaptando sus actividades a la nueva normativa sanitaria para cumplir con todos los requisitos de seguridad.

En el histórico Sporting Club Casino planean ofrecer unos campamentos similares a los de todos los veranos, “aunque reduciendo los grupos”, explica el presidente, Juan José Medín.

La intención es comenzar la última semana de este mes, apunta Medín, y contarán con actividades como tenis, windsurf o vela. Además, las tres piscinas exteriores que el club tiene en A Zapateira se usarán con un sistema de turnos y cita previa.

Conciliación familiar

“Hemos preparado dos opciones para facilitar la conciliación familiar: tenemos bonos de canguro para cuidar a los peques en sus casas y estamos organizando campamentos personalizados para grupos reducidos en urbanizaciones, comunidades de vecinos o grupos de amigos que juntan a sus peques en una casa y nosotras nos encargamos de su cuidado y diversión”, dice Lucía Piñeiro, de la empresa coruñesa Nunú te cuida.

Personalizar los campamentos en función de los recursos de cada familia es la premisa, indican desde Nunú, con la idea de “divertirse, jugar, aprender y, sobre todo, estar protegidos”. Recuerdan que el Bono Coidado de la Xunta es compatible con sus servicios.

Parruliños, empresa de ocio y animación infantil ubicada en Carral, abrió en enero sus puertas, teniendo que cerrar pocas semanas después. Antonio y Ana Bruquetas, sus fundadores, basarán su oferta veraniega en actividades al aire libre en una finca cercana y excursiones a lugares como el Seixo Branco, el monte Xalo o los Muíños da Égoa.

“Mauro y Lucía, de Ecolleita, nos han cedido el espacio verde, donde hay una huerta y podremos jugar, hacer deportes e incluso actividades circenses, entre otras”, dice Antonio Bruquetas. l

Comentarios