sábado 28/11/20

Los empresarios de Pocomaco aceleran su junta general para impulsar la obra de la nueva sede social

La Comunidad de Propietarios de Pocomaco trabaja a pasos agigantados para construir una nueva sede social que sustituya al inmueble provisional que ocupa actualmente la entidad tras el derribo del antiguo edificio por las obras de la Tercera Ronda. Los empresarios adelantarán casi dos meses su junta general anual para exponer a los socios el anteproyecto para la edificación con el objetivo de que estos den el visto bueno y se inicien cuánto antes los trámites administrativos previos a la edificación.
“Queremos ejecutar la obra pero debe ser la junta general la que apruebe el anteproyecto”, destaca el gerente de la comunidad de propietarios del polígono industrial de Pocomaco, Alfredo Candales. El representante reconoce que a pesar de que la obra supondría una “inversión grande”, la agrupación cuenta con el dinero y el suelo necesarios para sacar adelante con urgencia el plan. No obstante, dependerá de lo que dicten los empresarios dueños de suelo y naves.
En todo caso desde la gerencia y la presidencia consideran que se trata de un tema tan importante que han decidido darle un impulso a través del adelanto de la junta general en la que se tomará la decisión. Si tradicionalmente esta se celebraba a finales de abril, este año está prevista para principios de marzo.
Aunque el documento que se debatirá en ese foro es el anteproyecto y está sujeto a cambios, lo que parece bastante claro es que de salir adelante el edificio se elevará en la parcela que actualmente ocupa la estación depuradora de Pocomaco, que nunca llegó a tener un uso real.

de cinco pisos
Allí se prevé crear dos pisos de subterráneo –porque la legalidad marca una serie de plazas de aparcamiento en función de los metros cuadrados construidos–, un bajo y dos plantas.
Candales aclara que esto podrá variar en algo pero una vez se apruebe “la edificación física tocará tantear el mercado para dotarla de actividad”, pues sería posible acoger también una gestoría o una mutua.
Entre las ideas para el espacio propio que se manejan está la creación de una sala de juntas más amplias, oficinas más amplias e, incluso, un aula de formación para dar servicio a los comuneros y los trabajadores de las empresas presentes en el parque.
“Esta entidad siempre tuvo mucha actividad pero quedó en el limbo al trasladarse por la construcción de la Tercera Ronda” a un local mucho más pequeño a la entrada del polígono. Este limita mucho las acciones pero la nueva junta directiva está deseosa de recuperar la actividad y el dinamismo de antaño.
Respecto a la propiedad que ocupan ahora las oficinas cabría la posibilidad del derribo pero también está sobre la mesa estudiar el traslado allí los servicios de mantenimiento del entorno, que hoy utilizan como almacén el espacio de la depuradora.

Comentarios