• Miércoles, 17 de Octubre de 2018

Dúo Dinámico | “En espacios abiertos o fiestas populares podemos ver hasta tres generaciones entre nuestro público”

Forman una de las parejas musicales mejor avenidas del panorama musical español, Manuel de la Calva y Ramón Arcusa llevan años subiéndose a los escenarios bajo el nombre de Dúo Dinámico, pero no han perdido la curiosidad

Dúo Dinámico | “En espacios abiertos o fiestas populares podemos ver hasta tres generaciones entre nuestro público”
Manuel de la Calva y Ramón Arcusa, componentes del Dúo Dinámico | aec
Manuel de la Calva y Ramón Arcusa, componentes del Dúo Dinámico | aec

Forman una de las parejas musicales mejor avenidas del panorama musical español, Manuel de la Calva y Ramón Arcusa llevan años subiéndose a los escenarios bajo el nombre de Dúo Dinámico, pero no han perdido la curiosidad ni la energía de sus inicios, cuando ellos eran los indies. No hay que olvidar que fueron los primeros en cantar rock y pop en español.

¿Cómo es un concierto de Dúo Dinámico? ¿Cuántas generaciones se dan cita?
Podríamos definirlo como un encuentro festivo entre personas, unidas por el gusto por la música y en nuestro caso particular por el recuerdo o interés por nuestras canciones. Nosotros desde el escenario y el público en el patio de butacas cumplimos con nuestros cometidos. Tratamos de hacerlo lo mejor posible para que nos aplaudan más (ríen) ¿Generaciones? Depende del lugar. En espacios abiertos o fiestas populares podemos ver hasta tres generaciones entre nuestro público. En teatros, la cosa es más sería y vemos quizá solo una y media. Pero estamos seguros de acertar en lo que el patio de butacas espera de nosotros.

¿Se puede decir que siguen siendo únicos en su especie?
Bueno, decir que seguimos siendo únicos suena pretencioso. Digamos que hemos logrado dar al público lo que estaba esperando de nosotros: momentos y recuerdos presentados con la sencillez y frescura del directo y que sin duda afloran sentimientos que llevaban muy adentro. Y si me permites, la gente más joven reconoce que somos muy profesionales.

¿Por qué creen que lo moderno se quiere abrazar con el pasado, como ocurre en el Sonorama?
Los humanos siempre miramos atrás, aunque no siempre lo reconozcamos. Lo que sabemos y hemos aprendido es gracias a que hubo alguien antes de nosotros que lo descubrió y de ello disfrutamos… y copiamos. En la música igual: no hay nada nuevo, excepto que la técnica ha desarrollado unos tipos de música casi impensables hace unas decenas de años. Fue magnífico estar en Sonorama y poder cantar alguna de nuestras canciones al alimón con grupos y cantantes como Eva Amaral o Miss Cafeína. Tuvimos la oportunidad de conocer a muchos, y al mismo tiempo nos dimos a conocer (es un decir) a mucha gente joven. Un hallazgo.

¿Siguen componiendo? ¿Qué es lo que van a presentar en A Coruña?
Sí, seguimos componiendo, siempre hay la posibilidad de presentar un nuevo trabajo y antes hay que haberlas parido. En A Coruña presentaremos un espectáculo donde todo el mundo debe de salir contento, por lo tanto (y resulta de Perogrullo), debemos cantar esas canciones que esperan que cantemos. Tenemos seguidores que han vivido toda nuestra carrera artística a través de las canciones que hemos compuesto; tenemos la suerte de poder ofrecerles varias de distintas épocas que les harán recordar sus vivencias.

¿Qué les da la música?
Muchísimas satisfacciones. Si has sido capaz, a través de ella, de provocar emociones, de sentir el amor de otra manera, de pedir perdón con una canción… eso no tiene precio. Y si, como pasa con Resistiré, sabes que se ha convertido en un himno para tantos, y que ayuda a sobrevivir a muchos, pues eso es priceless…

¿Cómo eran y son sus fans en esta punta del mapa?
Las fans eran igualitas que ahora. Eran muy jóvenes (muchas de ellas con 12 años), y quizá despertaron sus inquietudes con nuestras canciones y encontraron una manera de sentirse importantes cuando más lo necesitas, en la pubertad o en la juventud. Recordamos un gran concierto en la playa de Riazor con tropecientas mil personas. Hemos pasado muchas veces por A Coruña y adoramos la gastronomía gallega, ¡qué vamos a contar!

“Resistiré”. ¿A qué resisten hoy en día?
No pensamos en modo alguno encontrar la solución de los problemas con esta canción, pero sí en tratar de ayudar con ella al que la escuche: a luchar, a pelear por lo que creemos en la vida. Eso ya es mucho…

¿Qué opinan de la música que se hace en la actualidad?
Hay de todo, como en el resto de actividades humanas. La hay muy buena (nombraríamos a la norteamericana en primer lugar, y de entre ella a las chicas, que nos dan un baño), y otra es menos buena, aunque es cuestión de gustos. Ahora bien: cuando la gente elige una canción, no se equivoca, y opta por la mejor. El secreto está en hacer música universal, que llegue al mayor número de personas posible. Hoy, quizá hay mucha competencia y la producción de música es enorme, pero lo bueno siempre prevalece.

b
Ah… si supiéramos cómo, tendríamos en nuestras manos el secreto del éxito. Éste lo da el público, ya que se ponen de acuerdo sin conocerse miles o millones de personas y deciden que eso es lo que les gusta. Lo que sí podemos decir es que para acercarse al éxito solo hay un camino: el trabajo y el talento; tener un criterio acertado, y nada de ser autocomplaciente. Ser capaz, después de escuchar lo que has hecho, de decir “¡esto no vale nada!” Y comenzar de nuevo.

¿Se consideran unos padres para el pop español?
Bueno, si miramos hacia atrás, los primeros que empezaron a cantar rock y música pop en español fuimos nosotros, hablamos de 1959. En ese sentido, sí fuimos oportunistas, aunque al poco empezaron a salir otros grupos e incluso tuvimos imitadores.

¿Qué piensan del indie?
Pues que es una manera de clasificar los estilos de música independiente; que fuimos indies en nuestros comienzos cuando todo estaba por hacer, y que respetamos y admiramos a muchos grupos y solistas actuales que defienden sus ideas en el mercado… y que cada día tienen que hacerlo mejor, porque la competencia es feroz.

Productores, compositores y arreglistas, además de artistas. ¿Con qué faceta disfrutan más?
Todo ayuda. Una cosa nos llevó a la otra. Siempre fuimos inquietos, y nunca perdimos la curiosidad por saber cómo se hacían las cosas. Por necesidad, porque en la música pop no había cátedras donde estudiar. Primero empezamos a cantar canciones de otros, luego empezamos a componer, luego a hacer nuestros propios arreglos, y era lógico que termináramos aplicando nuestros conocimientos en ayudar a otros artistas, lo que llamaríamos la producción: componer, orientar, hacer arreglos y ayudarles a cantar. Eso lo practicamos en esos casi seis años desde 1973 a 1978 cuando nos habíamos retirado de los escenarios. Aunque la vida tiene siempre un as en la manga. Por eso volvimos. l