miércoles 21/10/20

El director coruñés Oliver Laxe prepara su nuevo filme en Ourense

El cineasta coruñés Oliver Laxe ha comenzado estos días el proceso de documentación en varias zonas de la provincia de Ourense para su nueva película, “Aquilo que arde”.

El equipo de rodaje y Oliver Laxe graban durante un incendio forestal en Orense.
El equipo de rodaje y Oliver Laxe graban durante un incendio forestal en Orense.

El cineasta coruñés Oliver Laxe ha comenzado estos días el proceso de documentación en varias zonas de la provincia de Ourense para su nueva película, “Aquilo que arde”. Los incendios forestales, uno de los más desoladores peligros que azotan año tras año a la geografía gallega, serán el eje central del nuevo film del director.
La historia girará alrededor de un pirómano que vive en las montañas de los Ancares. “Solo quiero contar la vida del personaje, no juzgar su figura”, comentaba Laxe en una entrevista a principios de año.
Además, para dotar de autenticidad al hilo narrativo, Laxe y su equipo pasarán quince días con una de las brigadas de bomberos del Distrito 12 Miño, destinadas a las zonas de Allariz, Maceda y Terra de Celanova.

El rodaje, en 2018
El director ha elegido las cámaras de 16 milímetros para rodar los procesos de contención y extinción de incendios forestales. Un material que, por otra parte, puede ser utilizado como imágenes del archivo en el filme. “El largometraje, pese a ser de ficción, incluirá una parte documental que mostrará fuegos forestales reales”, afirman desde la productora.
El rodaje comenzará de forma oficial en pleno invierno, en los primeros meses de 2018, y contará la historia hasta la llegada del verano. “El director busca retratar el paisaje gallego en las diferentes estaciones y que los estados de la naturaleza se reflejen en las imágenes del film”.
Oliver Laxe es el único director español premiado en dos ocasiones en el Festival de Cine de Cannes, una de las citas anuales del séptimo arte más importantes en Europa. ”Aquilo que arde” es su tercer filme, tras “Todos vos sodes capitáns” y “Mimosas”, dos aproximaciones al mundo musulmán y más concretamente a Marruecos, país donde vivió en diferentes etapas de su vida.

Un autor atípico
Laxe y sus películas son, seguramente, el resultado de sus experiencias vitales, desde su nacimientos en la capital gala, su infancia en A Coruña hasta sus vivencias en Marruecos. “Todos sodes capitáns” es una mezcla entre documental y película de ficción que narra una historia en el Magreb, donde un profesor de escuela anima a sus alumnos a rodar una película con una vieja cámara. El protagonista se llama Oliver, y la escuela se encuentra en Tánger. Mientras, En “Mimosas”, definida como un “western espiritual” en el Atlas marroquí, Laxe cuenta como una caravana de viajeros transporta a un hombre moribundo para morir y ser enterrado junto al resto de su familia. Cuando el anciano muere por una travesía de las montañas, los dos protagonistas, Ahmed y Said, dos auténticos buscavidas, se ofrecen a llevar al cadaver por los tortuosos senderos.
Esta tercera obra va acorde con los orígenes gallegos del director, ya que las otras dos películas eran más cercanas a su vertientes francesa y la relación del pueblo con los inmigrantes marroquíes. La producción de “Aquilo que arde” corre a cargo de Miramemira y, entre los participantes del filme, se podrán encontrar nombres reconocibles del panorama cinematográfico como el director de fotografía Mauro Herce, quien ya trabajó en otras películas gallegas de relevancia como “Arraianos” de Eloy Enciso o la ya mencionada “Mimosas” del propio Laxe.

Comentarios