domingo 20.10.2019

Detienen a un hostelero coruñés como autor de un atraco en Ourense

Agentes de la Policía Judicial de la Guardia Civil de Ourense detuvo a un hostelero coruñés, de 29 años de edad, y a su cómplice, como responsables de un atraco que tuvo lugar en la localidad de A Manchica, en A Merca.

Agentes de la Policía Judicial de la Guardia Civil de Ourense detuvo a un hostelero coruñés, de 29 años de edad, y a su cómplice, como responsables de un atraco que tuvo lugar en la localidad de A Manchica, en A Merca. El hostelero fue identificado como  C.G.G, de 29 años y su compañero como H.M.M., de 46. En el registro del bar, al que se procedió por orden judicial, los agentes del Instituto Armado pudieron recuperar 10.000 euros en metálico que presuntamente son fruto del robo.
Los dos individuos actuaron a cara descubierta, aunque uno llevaba una sudadera con capucha y otro una gorra. Era primera hora de la mañana, y entraron en la entidad bancaria que se encontraba en la carretera de Celanova. Tras encañonar a dos empleados y a dos clientes con pistolas, los individuos vaciaron la caja fuerte y emprendieron la fuga, en dirección Ourense, en un coche gris.
El lugar escogido ya había sufrido dos atracos en lo que va de año, quizá porque se encuentra en una zona de donde es fácil escaparse, por encontrarse en un cruce de carreras que lleva a Allariz, Cartelle, Celanova u Ourense. Precisamente esta última dirección fue la que tomaron después de cometer el robo, a bordo de un coche color gris oscuro.

testigo
Desgraciadamente para ellos, un testigo lo vio todo. Era un hombre que se encontraba en ese momento sacando dinero del cajero y que dio la voz de alarma al ver como salía del banco un sujeto con una pistola en la mano. El testigo disimuló y fingió que seguía sacando dinero. Enseguida trató de identificar la matrícula, y entró en un bar para poder anotar los datos.
Sin embargo, fuentes de la investigación aseguraron que los datos no se correspondían con ningún vehículo. A pesar de todo, la Guardia Civil consiguió seguir la pista de los atracadores hasta A Coruña, donde les localizaron sin problemas. Quizá porque cometieron el atraco a cara descubierta y porque el hombre de 46 años estaba fichado por violación. Fueron conducidos a la Comandancia de la Guardia Civil, en Lonzas, para prestar declaración antes de que pasaran a disposición judicial.

Comentarios