domingo 20/9/20

Descubren el cadáver del pescador del “Tabar” flotando frente a Os Pelamios

El Ideal Gallego-2011-10-21-009-21dbf955

  a.p. > a coruña

 El cuerpo de Sergio Romay, el marinero de 26 años desaparecido en el naufragio del pesquero “Tabar”, del pasado día 5, fue localizado alrededor de la una de la tarde de ayer flotando frente al Paseo Marítimo, en la zona de Os Pelamios, a poco más de un kilómetro de donde se le vio la última vez, cuando su barco se hundió tras chocar con un mercante con bandera de Malta. Según explicaron fuentes de Salvamento Marítimo, un transeúnte –al parecer, un policía local fuera de servicio– avistó el cuerpo flotando y dio aviso a las autoridades, que enviaron a la “Mirfak” para rescatar el cadáver y llevarlo al muelle de Oza.

El Ideal Gallego-2011-10-21-009-21dbf955

  a.p. > a coruña

 El cuerpo de Sergio Romay, el marinero de 26 años desaparecido en el naufragio del pesquero “Tabar”, del pasado día 5, fue localizado alrededor de la una de la tarde de ayer flotando frente al Paseo Marítimo, en la zona de Os Pelamios, a poco más de un kilómetro de donde se le vio la última vez, cuando su barco se hundió tras chocar con un mercante con bandera de Malta. Según explicaron fuentes de Salvamento Marítimo, un transeúnte –al parecer, un policía local fuera de servicio– avistó el cuerpo flotando y dio aviso a las autoridades, que enviaron a la “Mirfak” para rescatar el cadáver y llevarlo al muelle de Oza.
Allí estaba la delegada de la Xunta, Belén do Campo, que en un principio manifestó la necesidad de esperar a una identificación por parte de un familiar para poder confirmar la identidad del cadáver. Pero a pesar del estado de descomposición en el que se encontraba el cuerpo, no fue difícil identificarlo, porque conservaba la ropa y, en los bolsillos los efectivos de Salvamento encontraron la documentación de Romay así como otros efectos personales, como su móvil. Así lo explicó un primo de la víctima, que fue el primer familiar en llegar al muelle.
El resto de sus parientes se tuvieron que desplazar desde Malpica, de donde era natural Romay, y acudieron directamente al depósito a donde fueron trasladados los restos por los operarios de Servisa. Entre los familiares estaba el padre y patrón del barco, Pedro Romay, que había sido rescatado junto con dos tripulantes más tras el hundimiento de su barco y que había pasado cuatro días internado en el Hospital después de tragar abundante agua tratando de rescatar a su hijo.
Los expertos presentes comentaban que fue inusual que tardara tantos días en emerger. Lo normal es que un cuerpo ahogado, si no ha sufrido muchos daños, salga a flote después de una semana en el fondo, pero esta vez no ha sido así. Los expertos opinan que quizá uno de los motivos ha sido la temperatura del agua, que es muy baja en esta época, lo que habría ralentizado el proceso natural.


 

Comentarios