sábado 31/10/20

Decenas de personas acuden a las fiestas de Monte Alto para despedirse del verano con juegos y pulpo

Septiembre regaló un domingo caluroso y con cielos despejados a los que tratan de disfrutar de los últimos momentos del verano. En ningún lugar se vivió con más diversión que en Monte Alto, donde se celebraron el día final de las fiestas

Septiembre regaló un domingo caluroso y con cielos despejados a los que tratan de disfrutar de los últimos momentos del verano. En ningún lugar se vivió con más diversión que en Monte Alto, donde se celebraron el día final de las fiestas del barrio. Decenas de vecinos se congregaron en las áreas recreativas de As Lapas y de la Torre de Hércules para poder disfrutar de una jornada de juegos y comida al aire libre.
Ya desde muy temprano, los previsores acudieron a la zona de As Lapas para asegurarse de ocupar una de las mesas antes de que no hubiera ninguna libre para participar en la actividad Merendiñas, de las más populares . Pero además, se utilizó parte del aparcamiento de la Torre para instalar unas mesas protegidas del intenso sol, con carpas. Allí se coció el pulpo, aunque también se pudo degustar empanada y otras exquisiteces tradicionales.
El programa de actividades incluía una actuación del coro Cántigas da Terra en el área recreativas de la Torre de Hércules. Como suele ocurrir en estos casos, fueron los niños los que más se divirtieron, lanzándose en bañador y gafas de buceo hacia una banco de espuma preparado para convertirse en su terreno de juegos. Algunos de los niños de pequeño tamaño acabaron rebozados literalmente en espuma, lo que les daba un curioso aspecto de algodón de azúcar andantes. También algunos adultos se unieron a los juegos.
Igualmente había hinchables al lado del párking, donde los pequeños se dedicaron a saltar y corretear, infatigables e insensibles al calor y al sol sofocantes.
Deportes
Aunque no alcanzaron las cotas de las actividades infantiles, también los mayores tuvieron también ocasión de divertirse, con algunos juegos igualmente trepidantes. Primero, a las cinco de la tarde, se celebró un abierto de Billarda en As Lapas y toro simultáneamente de petanca extrema (sin campo preparado).
El programa de fiestas que había comenzado el viernes tuvieron un broche de oro con una exhibición de fútbol gaélico del equipo Cascarilha F G. bajo la atenta mirada de la estatua de Breogán. l

Comentarios