lunes 21/9/20

A Coruña registró una gran subida en los contratos de actores, ayudantes de cocina y peones durante 2017

La evolución del desempleo en A Coruña no es la mejor en los últimos años, menos si se compara con la mejoría que se registra en el resto de grandes ciudades de Galicia, pero lo cierto es que todavía hay margen

El año pasado los camareros fueron de los profesionales más requeridos, sobre todo en verano | patricia g. fraga
El año pasado los camareros fueron de los profesionales más requeridos, sobre todo en verano | patricia g. fraga

La evolución del desempleo en A Coruña no es la mejor en los últimos años, menos si se compara con la mejoría que se registra en el resto de grandes ciudades de Galicia, pero lo cierto es que todavía hay margen de que crezcan los contratos en determinados sectores. Por ejemplo, durante el año pasado, aumentaron notablemente las demandas de actores, ayudantes de cocina y peones de industrias manufactureras. Sin embargo, entre las ocupaciones de los coruñeses continúan predominando las de camarero y dependiente de establecimientos comerciales.

El Observatorio Ocupacional de la Consellería de Economía, Emprego e Industria revela en su último informe relativo a 2017 que hubo cambios sustanciales en los profesionales más buscados en relación al año anterior. La contratación de actores se elevó de una manera exponencial con un ratio de evolución interanual del 265%. No quiere decir que sea una de las ocupaciones predominantes en la zona, sino que los números evolucionaron mucho con respecto a lo que había llegando a rozar los 2.000 artistas en nómina (1.947).

Inmediatamente después se colocó la búsqueda de ayudantes de cocina –aunque de chefs principales también–, pues llegaron a alzarse un 14,8% con respecto a un año antes. Con una estabilidad media, según el informe de la administración pública, había 1.817 personas ejerciendo estas labores cuando se despidió el año.
Hubo otros crecimientos pero el tercero en el ranking fue el de peones de las industrias manufactureras con una subida del 13,5% y 3.299 operarios, si bien la continuidad de estos trabajos durante todo el año es considerada “baixa”. En esta misma valoración se incluye el personal de limpieza en oficinas y hoteles, que no los empleados del hogar.

Menos albañiles
Justo en el lado opuesto, en aquellas categorías profesionales que perdieron fuelle y contabilizaron caídas en el balance final, se colocaron los albañiles –quizá porque la construcción no se acelera del todo en la ciudad y solo algunos municipios cercanos conceden licencias de obra– con una reducción del 9% y solo 1.301 contratos en vigor. Rozando ese 9% estuvieron los peones del transporte de mercancías y descargadores (8,9% menos y 2.480 trabajadores) y los promotores de ventas (8,8% a la baja y 1.360 empleados).
Pese a estos curiosos resultados tanto la hostelería como el comercio siguen siendo los principales sustentos de las familias coruñesas y en el balance ni siquiera sale reflejado el cuerpo funcionarial.
Las de camareros y vendedores en tiendas y almacenes representan las profesiones que mantuvieron mayor número de personas contratadas en A Coruña y su área metropolitana durante el ejercicio (y en la evolución del último lustro).
En el año que se cerró hace nada 7.607 personas trabajaban sirviendo en mesas y barras de bares y restaurantes, lo que supuso una subida del 4,6% en relación a las cifras de 2016. Además, si a esto se le suman los cocineros y los ayudantes de cocina las cifras se disparan notablemente.

Cierre en positivo
A pesar de que en distintas ocasiones la Asociación de Hostelería de A Coruña ha reconocido que el sector todavía no se ha recuperado del todo por el retraimiento del consumo, esta actividad en sus diversas vertientes continúa siendo básica para que el paro no vaya a más en la comarca, y fundamentalmente, en la ciudad que es donde más contratos se mueven por las temporadas altas.

El ascenso no significa que no haya habido despidos o rescisiones de acuerdos laborales a lo largo de 2017, sino que al cierre del ejercicio todos esos movimientos se han ido compensando hasta elevar el número de asalariados. Más del 10% de los empleados del área trabajan para los hosteleros a tenor de las indicaciones del estudio de la Xunta.

Tampoco el comercio, en mayor medida el de proximidad, acaba de arrancar de nuevo. Las rebajas y la campaña de Navidad no fueron positivas, como reconocieron algunos representantes del sector en este diario, y tampoco ahora se ha acelerado el ritmo de afluencia de compradores pero eso no ha desbancado a este ámbito laboral como el segundo en creación de puestos de trabajo.

Al cierre de 2017, y con variaciones en los distintos meses y unas situaciones más ventajosas o estables que otras, 5.874 vecinos cobraban por atender al público en este tipo de negocios. O lo que es lo mismo, casi un 8% de las personas que tienen contrato en A Coruña. En el caso del entorno de Vigo, por ejemplo, esta profesión pasaría al tercer puesto por el mayor movimiento que representa la industria.

Comentarios