miércoles 21.08.2019

A Coruña es la ciudad con mayor tasa de atracos por habitante de Galicia

Gran parte de los asaltos son siempre robos por el método del tirón pero también hay golpes a sedes bancarias

Agentes de la Policía Nacional, investigando la escena de un atraco | javier alborés
Agentes de la Policía Nacional, investigando la escena de un atraco | javier alborés

Los atracos, descritos como robos con violencia e intimidación por el Ministerio de Interior, son uno de los delitos que más inseguridad provocan a la víctima. Para muchas resulta una experiencia traumática, como no puede serlo un simple hurto, a pesar de que estos son mucho más numerosos. Más allá de la pérdida de los bienes personales, el atraco callejero suele implicar lesiones y episodios traumáticos. Y A Coruña es, de las siete grandes ciudades, la que tiene una mayor tasa de atracos, es decir, robos que se cometen con violencia hacia las personas. 

No es una tasa alta (3,8 por cada diez mil habitantes) comparándolo con otros puntos de España según se desprende de los datos del primer trimestre de este año, que ha hecho público Interior. Sin embargo, llama la atención porque es mayor que la de Vigo, a pesar de la ciudad olívica cuenta con más habitantes. Pero a pesar de su población, la tasa viguesa es de 2,4 por cada diez mil habitantes, la más baja después de la de Lugo. Uno de los casos más prácticos que se engloban dentro de los robos con violencia es el del delincuente que actúa mediante el método del tirón, buscando a una mujer, normalmente de edad avanzada, para despojarla de su bolso. El último caso que trascendió se conoció en junio, en la calle de Ramón y Cajal, a las seis y media de la tarde. La víctima recibió un empujón y le arrebataron el bolso, pero ella salió detrás del ladrón, de 43 años y con varias detenciones en su haber y varios ciudadanos que vieron lo ocurrido, consiguieron dar alcance al asaltante y lo retuvieron. 

Cuando llegaron los agentes se entrevistaron con la víctima y con los testigos. La denunciante consiguió recuperar su bolso. Pero no siempre acaba felizmente: a veces la víctima sufre lesiones al ser arrastradas por el suelo

Pero aunque los tirones sean más numerosos también se registran atracos a punta de pistola. Por eso, a mediados de febrero, el Colegio de Farmacéuticos pidió a sus miembros de que tomaran precauciones después que se registraran dos asaltos a farmacias con una semana de diferencia. Al parecer protagonizados por el mismo individuo, que irrumpió en los locales pistola en mano llevándose cientos de euros. 

A punta de pistola
El sospechoso trató de robar en uno de los establecimientos de nuevo pero fue capturado por los parroquianos del bar de al lado mientras huía. Otra pareja de ladrones fue detenida en marzo por la Policía Nacional, después de que robaran en otra farmacia y de que quisieran atracar una clínica dental en la ronda de Outeiro. 

Delincuentes peligrosos, como un atracador de bancos cayó en manos de las autoridades en febrero después de que intentara perpetrar un robo en el Caixabank de la ronda de Nelle. La Policía Nacional lo consideraba sospechoso de una ola de robos en bancos del área metropolitana. En su largo historial se acumulan cuatro atracos en ocho meses, entre los que figura el Targobank de la calle de Juan Flórez o el de Miño a mediados de enero. 

Durante el segundo trimestre, se dieron a conocer algunos casos nuevos sobre todo los de la calle Buenavista, donde una mujer invidente fue asaltada en su portal por un individuo que le golpeó violentamente para robarle un cadena. Su hijo colocó carteles advirtiendo del caso.

Comentarios