sábado 16/1/21

A Coruña clama contra la sentencia del caso La Manada: “Yo sí te creo”

“No es no” y “Yo sí te creo” fueron algunas de las consignas que se escucharon ayer en la manifestación contra la sentencia del caso “La Manada”, que condena a nueve años de prisión .

La protesta convocada en el Obelisco tuvo una masiva afluencia | pedro puig
La protesta convocada en el Obelisco tuvo una masiva afluencia | pedro puig

“No es no” y “Yo sí te creo” fueron algunas de las consignas que se escucharon ayer en la manifestación contra la sentencia del caso “La Manada”, que condena a nueve años de prisión –frente a los 22 que solicitaba la Fiscalía– a los cinco jóvenes acusados de violar de forma conjunta a una chica en las fiestas de San Fermín de 2016. Los magistrados no ven un delito de violación sino de abuso sexual continuado, entendiendo que no hubo violencia ni intimidación en las relaciones, cometidas en un habitáculo de un portal donde la víctima “sintió un intenso agobio y desasosiego que le produjo estupor y le hizo adoptar una actitud de sometimiento”, dice la sentencia, contra la que ayer A Coruña clamó por considerarla “insuficiente” e “injusta”.

Bajo el lema “Se tocan a unha respostamos todas”, el Obelisco se llenó de mujeres y hombres que indicaron a la víctima de La Manada, de 18 años, que no está sola. Para muchos, durante el juicio se puso el foco sobre la joven, “cuestionando si había continuado con su vida o si salía de fiesta para demostrar que no había sido violada”, mientras que no se dio importancia a que varios de los acusados habían cometido otros abusos sexuales en el pasado, incluso drogando a mujeres, y se habían regodeado de ello en varios grupos de Whatsapp con sus amigos.

Indignadas
“Vergüenza” e “indignación” fueron los sentimientos más repetidos entre los congregados en los Cantones, la mayoría mujeres, que portaban pancartas en las que se podía leer “Si no controlas La Manada, llega la estampida”, “Si es machismo no es justicia” y “A noite e a rúa tamén son nosas”.

Gritos como “non foi agresión, foi violación” y “non sodes manada, sodes piara” se sucedieron durante la protesta, en la que pudo verse a miembros del Gobierno local, Podemos y la CIG, además de ciudadanos de todas las edades. La coordinadora gallega de la Marcha Mundial de las Mujeres, organizadora de la protesta junto a la Plataforma Feminista Galega, expresó su repulsa a una sentencia que muestra, “unha vez máis, a incapacidade da Xustiza para amparar ás mulleres” y avanzó que las movilizaciones no pararán “ata que sexamos libres”.
Al término de la manifestación se colocaron todas las pancartas y carteles en el suelo, formando un gran mosaico feminista al grito de “A manada somos nós”. Muchas reseñaron la abundante presencia masculina en el Obelisco, símbolo de que “el feminismo no es solo una lucha de las mujeres”, y, en general, la masiva afluencia de la población coruñesa.

Poco antes de la movilización, una joven de unos 20 años conversaba con una mujer mayor sobre las veces que le habían “metido mano compañeros o profesores en la facultad”: “Pues tú naciste en una buena época, imagínate lo que vivimos nosotras”, le respondió la mujer. A Coruña, igual que decenas de ciudades y pueblos de España, salió a la calle para pedir una “Justicia que defienda a las mujeres y las respete frente a agresiones y humillaciones”.

Comentarios