jueves 19.09.2019

El comienzo de la negociación para la apertura de los muelles es inminente

El Ayuntamiento y la Autoridad Portuaria estudiarán la semana próxima la configuración del grupo de trabajo
El muelle de Batería es uno de los que primero quedarán liberados | patricia g. fraga
El muelle de Batería es uno de los que primero quedarán liberados | patricia g. fraga

El Ayuntamiento está decidido a que el futuro de la fachada marítima se empiece a dirimir de manera inminente por lo que la próxima semana está previsto que se abran las conversaciones con la Autoridad Portuaria para la configuración del grupo de trabajo que se encargará del asunto.

El primer paso es establecer una comunicación directa con el presidente del Puerto, Enrique Losada, con el objetivo de determinar los miembros de este grupo de trabajo que fue anunciado ayer en el pleno.

El objetivo es marcar las pautas de este grupo y decidir quién lo va a conformar. El Gobierno local y la Autoridad Portuaria son la punta de lanza ya que serán los encargados de diseñar la hoja de ruta, pero desde el Ayuntamiento no se cierra la puerta a la posibilidad de que estén también representadas el resto de formaciones de la corporación municipal.

El Ayuntamiento tiene claro que el futuro de la fachada marítima es un asunto que tiene que resolverse con la máxima participación posible. “O espíritu é o mesmo que amosei en campaña, a desafectación dos peiraos, os proxectos que se levarán a cabo e como se tramita todo eso ten que ser un proxecto de cidade, non capitalizado por un partido, unha persoa ou unha institución, temos que participar todos”, explicó ayer Inés Rey.

Moción
De cara a la puesta en marcha de este espacio de trabajo común también estaba previsto que el concejal de Infraestructuras, Juan Manuel Díaz Villoslada, trasladase a la Autoridad Portuaria los acuerdos alcanzados por el pleno sobre el futuro de los muelles interiores. 

Estos incluían la negociación de la apertura parcial de los muelles de Batería y Calvo Sotelo, un plan de usos para las zonas de La Marina y O Parrote, permitir el baño en este último lugar y solicitar la condonación de la deuda del Puerto. La moción, promovida por el Partido Popular, contó con el respaldo del resto de grupos de la corporación excepto Ciudadanos y después de que se modificasen algunos aspectos por medio de una enmienda del Gobierno local.

“Este sentir común e esta aposta por facer as cousas que son tan importantes para a cidade todos xuntos é un paso moi positivo para a reordenación da fachada marítima”, aseguró Inés Rey, quien considera que no habrá problemas para que Ciudadanos se sume a la postura mayoritaria.

Hasta ahora han trascendido pocos aspectos de qué se hará una vez que se abran los muelles de Batería y Calvo Sotelo, aunque el Gobierno local anunció esta semana que una de las primeras medidas será un plan de movilidad que buscará mejorar el acceso al túnel de La Marina tanto para los vehículos procedentes de Linares Rivas como para los que vengan de la avenida de Arteixo y plaza de Galicia.

El desarrollo de este plan también será uno de los aspectos que deberá abordar este grupo de trabajo, así como el resto de iniciativas encaminadas a la apertura de los terrenos portuarios interiores.

La postura casi unánime que se vivió en el pleno del jueves se une a la nueva etapa iniciada en este mandato entre la Autoridad Portuaria y el Gobierno local.

En el primer encuentro oficial que tuvieron Inés Rey y Enrique Losada ambos mostraron su interés en trabajar conjuntamente y en que la sintonía entre ambas partes sea la nota predominante, suponiendo un momento de cambio en las relaciones entre estas instituciones. Esta tónica rompe con lo sucedido durante el anterior mandato, en el que los enfrentamientos entre la Autoridad Portuaria y el equipo de gobierno fueron lo más recurrente.

La deuda
Esta nueva relación también debería servir para que el Puerto y el Ayuntamiento afronten de manera común un aspecto que beneficiaría a ambas partes: la condonación de la deuda de la Autoridad Portuaria.

Por el momento el mayor escollo para que este perdón se produzca es la ausencia de Gobierno en Madrid, ya que un Ejecutivo en funciones no tiene la potestad para tomar esta decisión.

A la espera de que se resuelva la situación en Moncloa, en María Pita tienen claro que en cuanto sea posible acudirán a Madrid junto a la Autoridad Portuaria para solicitar esta condonación. Una respuesta positiva facilitaría en gran medida el mecanismo de liberación de los muelles interiores, ya que el Puerto no tendría una gran necesidad de obtener fondos a costa de ellos.

El futuro de los muelles interiores y de la deuda no son las únicas incógnitas que quedan por resolver en este ámbito, ya que también está pendiente la conexión ferroviaria con punta Langosteira.

La construcción de esta infraestructura es imprescindible para que el Puerto Exterior pueda funcionar a pleno rendimiento y aprovechar su potencial. Además, supondría que los muelles interiores dejasen de tener actividad y estos espacios puedan ser de titularidad pública de manera que acojan zonas abiertas para los ciudadanos y otro tipo de equipamientos.

Comentarios