viernes 15/1/21

Cierre a más de medio siglo embelleciendo los hogares

Silvela A Tenda, el conocido comercio de regalos y decoración de la plaza de María Pita, bajará la persiana en unas semanas. Después de 54 años llenando de utilidad y cosas bonitas los hogares de sus coruñeses, el nieto de José Francisco Silvela, José Luis López Silvela está liquidando un amplio abanico de elementos decorativos por culpa del fin de la renta antigua. 
 

José Luis López Silvela, en el local que abrió su abuelo	patricia g. fraga
José Luis López Silvela, en el local que abrió su abuelo patricia g. fraga

Silvela A Tenda, el conocido comercio de regalos y decoración de la plaza de María Pita, bajará la persiana en unas semanas. Después de 54 años llenando de utilidad y cosas bonitas los hogares de sus coruñeses, el nieto de José Francisco Silvela, José Luis López Silvela está liquidando un amplio abanico de elementos decorativos por culpa del fin de la renta antigua. 
José Luis mantuvo el tipo un año después del límite tras un acuerdo con el propietario del local pero la falta de entendimiento sobre los costes llevarán al cierre a la que naciera como la segunda tienda de electrodomésticos de A Coruña. Pese a cambiarle el nombre para honrar a su abuelo, el propietario varió de forma paulatina la mercancía.
“Los primeros televisores, las primeras neveras de la ciudad... salieron de aquí”, cuenta, mientras señala un puñado de recuerdos como la máquina de escribir con la que el abuelo llevaba la contabilidad o las radios de antaño. “Cuando abrieron las grandes tiendas evolucionó al pequeño electrodoméstico y luego a los regalos” y esos detalles fueron los que quedaron de Regalos Electro-Hogar. En A Coruña fueron los primeros en vender cerámica de Buño. En 2002 José Luis tomó el relevo con el cambio de nombre, una filosofía que nunca buscó al turista pero se lo encontró por ubicación y una reforma que sacó a la luz la esencia del local. Aunque en otro espacio, el comerciante procurará volver.

Comentarios