miércoles 20/1/21

Casi todos los centros de primaria coruñeses prohíben usar el móvil

Conforme pasa el tiempo, la comunidad educativa es cada vez más consciente de las implicaciones y riesgos del móvil. La presienta de la Federación Provincial de Ampas de Centros Públicos de A Coruña,

La comisión del plan director de convivencia se reunió ayer | quintana
La comisión del plan director de convivencia se reunió ayer | quintana

Conforme pasa el tiempo, la comunidad educativa es cada vez más consciente de las implicaciones y riesgos del móvil. La presienta de la Federación Provincial de Ampas de Centros Públicos de A Coruña, Dolores Sanguiñedo, se pone así misma como ejemplo: “A mi hijo mayor le dejaba llevar el móvil a clase. A mi hija menor, ya no”. La conexión a internet y la cámara de la que disponen todos los móviles los convierten en una herramienta peligrosa, así que los consejos escolares de los 26 centros de primaria que cuentan la ciudad han ido poco a poco prohibiendo su uso dentro de las instalaciones.
“Se pueden llevar apagados, pero no se pueden utilizar”, añade Sanguinedo. Sobre todo, a los padres les preocupan el uso de la cámara del móvil dentro de las instalaciones, porque las fotografías que se toman suelen subirse inmediatamente a las redes sociales. “Ya ha habido algún problema con algún padre que protesta porque ha visto la foto de su hijo en internet”, asegura. Al parecer, a todos los progenitores les preocupa a dónde pueda parar esa fotografía, o que se le dé un “mal uso”, aunque pocos saben concretar sus temores.

Charlas policiales
Muchos de estos centros de primaria participaron durante el año pasado en el plan para la convivencia y mejora de la seguridad escolar en Galicia, cuya comisión se reunió ayer. El delegado del Gobierno, Santiago Villanueva, señaló que a nivel gallego 106.000 alumnos participaron el año pasado en las charlas que imparte la Policía Nacional o la Guardia Civil sobre temas como bandas, violencia de género o drogas.
Sin embargo, los agentes prefieren impartir casi exclusivamente charlas sobre los peligros de las nuevas tecnologías en los centros de primaria, y dejar los otros temas para secundaria. “Hacen hincapié en el acoso y en contactar con extraños a través de las redes sociales. Gran parte de la vigilancia debería ser de los padres”, apuntó Jesús Celemín, director del CEIP Rosalía de Castro. Y de hecho, en muchos de los centros se imparte una charla también dirigida especialmente a los progenitoras, para despejar sus dudas sobre el uso de las redes sociales e internet.
Desde el CEIP Pardo Bazán señalan que internet “é un mundo perigoso” y consideran que estas charlas pueden servir para abrir los ojos a los alumnos. “Hai quen fai caso e outros non, como pasa con todo”. Desde el Anxo da Guarda reconocen la profesionalidad de los agentes de la Policía Nacional. “El ponente es muy bueno y proyecta unos videos que son muy efectivos. El mensaje es que igual que no abrimos la puerta de nuestra casa a cualquiera, tampoco debemos abrirle nuestras redes sociales”. Sobre todo, el móvil comienza a ser un problema a partir del quinto o sexto, cuando aparecen en lugar preferente en la lista de deseos.

Comentarios