viernes 4/12/20

La basura se queda en la calle por las averías en los camiones de recogida

El Ayuntamiento admite “problemas técnicos” y  que los desperdicios se retiran a veces con bastante retraso
Los contenedores rebosantes de basura eran bien visibles en algunos barrios como Monte Alto | pedro puig
Los contenedores rebosantes de basura eran bien visibles en algunos barrios como Monte Alto | pedro puig

El servicio de recogida de  basura está afrontando serias dificultades para cumplir con su cometido debido a las constantes averías que sufren sus camiones, desgastados por años de uso, y que no pueden ser renovados porque el Ayuntamiento no ha podido licitar el contrato, que lleva ejecutándose de forma irregular por Cespa desde hace varios años. Las deficiencias de la maquinaria afectan también a la limpieza viaria, algo que la Concejalía de Medio Ambiente trata de solucionar con un “plan de choque”.

Esto le ha valido las críticas del PP, que ya anunció que preguntará en el próximo Pleno por el estado actual de la maquinaria de limpieza y recogida de basura. “Es evidente que cada vez la ciudad está más sucia y los residuos se acumulan durante más tiempo en más puntos”. Sobre todo, el principal grupo de la oposición reprocha al Gobierno de Inés Rey que haya sido incapaz de sacar delante los contratos más importantes de Medio Ambiente: limpieza viaria y recogida de basuras, sin hablar del reciclaje. Todos ellos caducaron durante el mandato de la Marea Atlántica. 

Pero los socialistas no están teniendo mejor suerte. El mes pasado, el Ayuntamiento tuvo que devolver a Contratación el pliego de condiciones del servicio de recogida de basura después de que el Tribunal Administrativo de Contratación Pública de Galicia (Tacgal) rechazara la anulación de dos la oferta de dos empresas las ofertas presentadas por las UTE Valoriza y Copasa. La concejala de Medio Ambiente, Esther Fontán, reconoció entonces que este contratiempo retrasará mucho la adjudicación del millonario contrato (13,6 al año) pero no aclaró cuánto. 

Un “parche” 
Mientras tanto, el sindicato STL, mayoritario en Cespa, la actual concesionaria, advierte de que la situación es cada vez peor, y los populares denuncian que los 256.000 euros anunciados en la Junta de Gobierno del pasado viernes para invertir en un “plan de choque”, no son más que un parche para tapar la incapacidad gestora del Gobierno local: “No es más que una serie de trabajos que el Gobierno local debería exigirle a las actuales concesionarias”.

El PP quiere saber si dicho plan forma parte del convenio con la Diputación, todavía pendiente de firma, y que supera los 623.000 euros. De ser así, el PP exige una explicación a que el Gobierno local pretenda gastar casi la mitad de dicho convenio en 30 días de trabajo. 
Mientras tanto, barrios enteros se quedan con la basura en los contenedores: ayer le tocó A Zapateira y Monte Alto. En medio del verano, el problema resulta aún más molesto.

Comentarios