Martes 25.06.2019

Una banda de tres atracadores roba 37.000 euros de La Cervecería de Estrella Galicia en pleno día

Tras golpear al empleado que llevaba la recaudación, el 
trío huyó en una única motocicleta

Agentes de la Policía Científica acudieron a examinar el escenario del delito | javier alborés
Agentes de la Policía Científica acudieron a examinar el escenario del delito | javier alborés

La Policía investiga el robo a mano armada cometido pasadas las once de la mañana de ayer en La Cervecería de Estrella Galicia. Los sospechosos son tres hombres que huyeron en una sola moto después de golpear con una pistola al empleado que llevaba la recaudación del fin de semana. Fuentes cercanas apuntan a que se habrían llevado 37.000 euros y señalan que la víctima se encuentra fuera de peligro, y que fue dado de alta pocas horas después de que tuviera lugar el atraco.
Según los testigos presenciales, los tres sujetos habrían hecho acto de presencia en la calle de Concepción Arenal por lo menos una hora antes de que se cometiera el asalto. Según todas las apariencias, conocían la rutina que seguían en el popular restaurante y cervecería, y estaban aguardando a que saliera el empleado con toda la recaudación del fin de semana para ingresarla en el banco. La sucursal de Abanca se halla justo al otro lado de la calle, a solo unos metros de distancia. 
“Eran tres –comenta un testigo que se fijó en ellos precisamente porque parecían llevar mucho rato en la calle, esperando algo– dos estaban delante del banco”. El tercero se encontraba a poca distancia, entre los coches aparcados en batería, junto a una motocicleta marca Yamaha de color oscuro que, además, no tenía matrícula, siempre según el mismo testigo. “Era gordito, con barba, y tenía aspecto sudamericano”, recuerda. Los otros dos atracadores llevaban bragas o iban embozados de algún modo, según los distintos relatos recogidos. 
Testimonios 
En cuanto apareció el empleado con la saca en la mano llena del dinero, todo ocurrió muy deprisa. Al principio, los testigos que se encontraban en la calle no sabían lo que estaba pasando, y lo confundieron con una trifulca. Desde una tienda de muebles situada al lado de la sucursal de Abanca pudieron oír la conmoción “Oí que el chico gritaba ¡Eh! ¡Eh! y vi el movimiento de uno de ellos de la mano, que subía y bajaba”. Sobre este punto, existe alguna confusión: un testigo afirma que le golpearon en la cabeza con un casco de motociclista, mientras que otras fuentes insisten en que emplearon la culata de una pistola. 
“Yo creía que era una pelea hasta que vi que uno de ellos tenía un arma”, comentó otro testigo. Tras golpearle en la cara, consiguieron hacerse con la saca de la recaudación y echaron a correr..
Se subieron a la moto y arrancaron a toda velocidad. “Uno de ellos empuñaba el arma en la mano”, afirma otra testigo mientras que otro añade que con ella disuadía a cualquiera que tratara de acercarse a ellos mientras la sobrecargada motocicleta cogía velocidad y salía a Cuatro Caminos. De allí torcieron a la derecha, hacia A Palloza, según el testimonio de una mujer. 
Despliegue policial 
Pocos minutos después, acudió al lugar de los hechos una ambulancia del 061 que atendió a la víctima, que sufría contusiones en el rostro por los golpes recibidos. Y agentes de la Policía Nacional, incluidos miembros de la Judicial y de la Científica, que examinaron el escenario del delito e interrogaron a los testigos, además de al personal del establecimiento. Este cuenta con un servicio de seguridad, pero se limita a vigilar el local en sí y el vigilante no se encontraba en el lugar en el momento del atraco. 
Por otro lado, se dio orden de búsqueda para la moto en la que huyeron los asaltantes.

Comentarios