domingo 20.10.2019

El Ayuntamiento usa una campaña que no quiso apoyar para acusar a la Xunta de dividir a los placeros

El Gobierno local abrió ayer una nueva brecha de intereses con la Xunta al provocar un enfrentamiento por el patrocinio autonómico de la celebración .

La presidenta de Fepragal y la directora xeral de Comercio, Sol Vázquez, con el edil Alberto Lema    pedro puig
La presidenta de Fepragal y la directora xeral de Comercio, Sol Vázquez, con el edil Alberto Lema pedro puig

El Gobierno local abrió ayer una nueva brecha de intereses con la Xunta al provocar un enfrentamiento por el patrocinio autonómico de la celebración de la campaña europea “Quere o teu mercado” que tendrá lugar este sábado. El concejal de Empleo y Economía Social, Alberto Lema, acusó al Ejecutivo gallego de crear “conflito e divisións” entre los placeros por apoyar a las cinco asociaciones de vendedores integradas en la Federación Galega de Prazas de Abastos (Fepragal) que pusieron en marcha la iniciativa en A Coruña. Se da la circunstancia de que la Secretaría Xeral de Comercio pidió al Ayuntamiento que se implicara en la propuesta extendiéndola a todas las plazas coruñesas en febrero y la concejalía rechazó tal invitación.
El responsable del área de Mercados en A Coruña, el edil Alberto Lema, llamó ayer a la Xunta a “coordinarse co Concello para evitar problemas” como los que comentó surgieron en los últimos días por el reparto del material promocional de la campaña “Quere o teu mercado”. 
El representante aseguró que se ha dividido al colectivo al apoyar la conmemoración del Día Internacional de los Mercados por parte de varias asociaciones. “Esperamos que no futuro a Xunta faga ese reparto a través do propio Concello para evitar as desigualdades”, reprochó. 

“oportunidade perdida”
Para Lema, la distribución se hizo “segundo as filiacións asociativas, de xeito que só nalgunhas das prazas o material chegou para a totalidade dos vendedores”. “É unha oportunidade perdida para a promoción dos mercados por ter sementado a división entre os traballadores no canto de servir para unificar e dar pulo a estas instalacións”, insistió el concejal. 
No obstante, la cantidad entregada desde Comercio es la lógica pues, según documentos oficiales a los que tuvo acceso este diario, el Gobierno autonómico tuvo en cuenta al Ayuntamiento y fue este el que se negó a coordinar la acción de impulso al consumo en las plazas. En febrero recibieron una invitación que se descartó de pleno en una posterior reunión celebrada en marzo.  Esto provocó, según las implicadas en el proyecto, que el plan no llegase por igual a todos los mercados coruñeses. 
De hecho, las agrupaciones de vendedores –San Agustín, Plaza de Lugo, As Conchiñas, Monte Alto y En defensa del Mercado de Elviña– decidieron seguir adelante por su cuenta solicitando las ayudas autonómicas a través de Fepragal. Y tras descubrir las declaraciones de Lema el enfado se ha hecho más grande dado que consideran injusto que se les reclamen los materiales, después de que ellos asumiesen un trabajo que luego benefició a todos. 
Las cinco entidades entregaron a sus compañeros no asociados mandiles y carteles motu proprio y les molestan las presiones municipales. La aseveración de Alberto Lema de que esperan “que, en vindeiras ocasións, a Xunta conte co Concello” no ha hecho más que incrementar la distancia con la gran mayoría. 

un trato diferente
“Se nos dio la autorización para celebrar esto en abril y un grupo hemos asumido el gasto por todos mientras el Gobierno local trataba de boicotearnos”, afirmó la presidenta de la Asociación de Vendedores de San Agustín y representante de Fepragal en la ciudad, Ángela Barrán. 
En opinión de las agrupaciones adheridas a Fepragal “igual hay que preguntarse por qué el Ayuntamiento está favoreciendo a un grupo de personas en detrimento del colectivo, porque eso podrían ser consideradas faltas”. Hablan de beneficios para unos compañeros sobre otros en otro tipo de cuestiones, pero tanto desde San Agustín como desde En defensa del Mercado de Elviña señalaron que en estos últimos días el Consistorio pidió materiales “solo para Palavea, Adormideras y Ramón Cabanillas y cuando llegó ni siquiera les explicaron a los comerciantes para qué era”.  
Molestos con lo que insisten en calificar como un “boicot”, los promotores de “Quere o teu mercado” en A Coruña aseguraron que están “cansados de las maniobras para poner en entredicho la buena labor de los demás”. 
Desde la Consellería de Industria de la que depende Comercio la “iniciativa realízase de forma similar en toda a comunidade: naquelas prazas onde existe unha asociación representativa, a colaboración para a realización da campaña e a distribución establécese de xeito directo”. Sin entrar en disputas, afirmó que el Ayuntamiento conocía el plan. n

Comentarios