martes 16.07.2019

El Ayuntamiento tiene en suspenso todos los grandes contratos de Medio Ambiente

La licitación de limpieza viaria está suspendida, la de recogida de basura, recurrida y hay alerta de huelga en Nostián 

Los trabajadores del servicio de limpieza viaria recurrieron el nuevo contrato del servicio por un error municipal, lo que conllevó la suspensión del proceso
Los trabajadores del servicio de limpieza viaria recurrieron el nuevo contrato del servicio por un error municipal, lo que conllevó la suspensión del proceso

La Concejalía de Medio Ambiente continúa sumando problemas para sacar adelante los contratos con un presupuesto más elevado de la ciudad como el de limpieza viaria o el de recogida de basura, después de que se presentase un recurso tras la apertura de los sobres en el proceso de licitación. Mientras, el del tratamiento de residuos en la planta de Nostián concluye a finales de año y los trabajadores amenazan con una huelga a partir del próximo martes si el Ayuntamiento no garantiza que en la nueva concesión se les reconocerán diversas mejoras como la actualización salarial.

La concejala del área, María García, confirmó que se presentó una reclamación en torno al de recogida de basura, aunque no especificó cuál de las empresas que presentaron ofertas fue la que recurrió ni el motivo exacto. 

El contrato está dividido en dos lotes, uno para la recogida de basura y otro para el servicio de contenerización, todo ello por 15 millones de euros. El primero, que es el más cuantioso, recibió cuatro ofertas, y ya en la apertura de los sobres económicos el licitador que obtuvo la segunda puntuación global más alta mostró su disconformidad por no haber excluido a la empresa que consiguió la mayor valoración.

Protesta
El motivo de la queja gira en torno a que esta compañía propuso una parcela en la que levantar el centro logístico del servicio sobre la que hubo dudas por motivos urbanísticos que surgieron posteriormente a la presentación de la oferta. Por ello se solicitaron informes y se permitió continuar a la empresa en el proceso, en el que obtuvo la puntuación global más alta.

María García aseguró que este recurso no supondrá que se paralice el procedimiento, aunque queda por ver si la reclamación será admitida y las consecuencias que podría tener. Cabe recordar que este contrato expiró en enero de 2017, por lo que hace más de dos años que las facturas se pagan de manera irregular.

El que sí está suspendido es el plazo de presentación de ofertas dentro de la licitación del nuevo contrato de limpieza viaria, un proceso que se puso en marcha hace poco más de un mes después de que el anterior venciese el pasado verano. El nuevo servicio, también previsto para estar en funcionamiento durante ocho años, está valorado en 15,6 millones de euros y su licitación fue paralizada la semana pasada por el Tribunal Administrativo de Contratación Pública atendiendo a una reclamación del sindicato STL, mayoritario en la concesionaria actual de este servicio, la empresa Cespa.

El problema en este caso reside en que en el pliego de condiciones, en cuya redacción colaboraron los propios trabajadores, aparecen los sueldos del año pasado en lugar de los de 2019. El sindicato estima que esto supone una variación de alrededor de 300.000 euros de diferencia y que supondría un incremento de un 3% en el total. El Gobierno municipal ya reconoció este error y ahora deberá proceder a subsanarlo, algo que según la Concejalía de Medio Ambiente no supondrá tener que regresar al principio de la licitación. El Ayuntamiento explicó que volverá a realizar los trámites ya que será un método más rápido que esperar a un fallo definitivo del tribunal. Los sindicatos también reclamaban que se incluyese en los pliegos a los 30 trabajadores que se incorporan al servicio como refuerzo durante la temporada estival, petición que fue rechazada por el Gobierno local ya que son personal temporal y que no se encuentran vigentes.

Nostián
Por si los problemas con las licitaciones de los nuevos contratos de recogida de basura y de limpieza viaria no fuesen suficientes, la Concejalía de Medio Ambiente también acarrea problemas con el de tratamiento de residuos en la planta de Nostián.

La concesión actual finaliza el 31 de diciembre de este año y está en marcha la preparación de un nuevo contrato que estará cerca de 7 millones de euros anuales, una cantidad que varía dependiendo de la cantidad de residuos que reciba la planta. Además de disputas con la concesionaria por aspectos como la responsabilidad en el pago del sellado de los depósitos, el Ayuntamiento tiene ante sí una amenaza de huelga a partir del próximo martes por parte de los trabajadores, que solicitan al Gobierno local que medie en la mejora de sus condiciones laborales de cara al próximo convenio colectivo, que debería entrar en vigor con el nuevo contrato de gestión. El comité de empresa y la concejalía empezaron esta semana una serie de reuniones para tratar de desbloquear el asunto antes de llegar a los paros.

Por último, el Gobierno local publicó hace una semana en el Perfil del contratante la suspensión del proceso de licitación del nuevo contrato de mantenimiento de jardines históricos, valorado en 471.735 euros, aunque no trascendieron los motivos.

Comentarios