domingo 29.03.2020

El Ayuntamiento prevé combinar dos métodos para eliminar las malas hierbas

Un procedimiento se basa en espuma que limpia los restos y otro quema con planchas de calor.
Los jardines de Méndez Núñez son una de las zonas afectadas | pedro puig
Los jardines de Méndez Núñez son una de las zonas afectadas | pedro puig

El Ayuntamiento estudia la posibilidad de combinar dos métodos para erradicar las malas hierbas de distintos puntos de la ciudad.

La Concejalía de Medio Ambiente ya pudo comprobar sobre el terreno el funcionamiento y el resultado de uno de estos métodos, que se basa en una espuma. Esta herramienta cuenta con el añadido de que deja limpio el espacio sobre el que se actúa.

Sin embargo, cuenta con la parte negativa de que su utilización es más productiva en zonas reducidas, por lo que se podría destinar a los parques.

La otra opción que maneja el Ayuntamiento es el de utilizar planchas que emanan calor. Estas placas se pasan sobre los espacios con malas hierbas y las queman. En la parte positiva es que son más adecuadas para superficies extensas, mientras que un problema que presentan es que después hay que recoger los restos.

En esta tesitura se encuentra la concejalía, que está decidida a aplicar métodos que sean respetuosos con el medio ambiente pero descarta el uso de vinagre.Una práctica que se produjo durante el pasado mandato pero que los actuales rectores de María Pita consideran que no aporta los resultados necesarios para una ciudad de las características de A Coruña.

A la espera

La Concejalía de Medio Ambiente quería tener resuelto este asunto a estas alturas, pero los temporales de los últimos meses del año pasado impidieron que la empresa que ofrece el servicio, y emplea planchas de calor, acudiese a la ciudad para demostrar su funcionamiento. Para ello es necesario que no llueva y se espera resolver esta cuestión durante las próximas semanas.

Los temporales de noviembre y diciembre no solo afectaron a estas pruebas, sino que la Concejalía de Medio Ambiente tuvo que afrontar dos meses en los que prácticamente todas sus actuaciones estaban centradas en la reparación de los daños causados por los fuertes vientos y las lluvias.

La retirada de árboles y arbustos dañados por las condiciones meteorológicas fue una de las tareas más recurrentes desde noviembre. A esto hay que unirle la imposibilidad de llevar a cabo revisiones del estado de las áreas caninas y de los parques y jardines de la ciudad, algo que se está realizando desde hace algunas semanas.

Las podas de árboles también se vieron retrasadas en la mayor parte de los casos por esta situación, ya que los fuertes vientos impiden que se desarrollen los trabajos en altura. Además, la concejalía también inició recientemente la eliminación y replantación del laberinto vegetal del monte de San Pedro, dañado por hongos y el uso inadecuado.

Comentarios