domingo 20/9/20

El Ayuntamiento instalará desde mañana puntos de control para informar del aforo en las playas

El Gobierno local controlará el acceso a los arenales con cámaras y un dispositivo para contar bañistas
El objetivo es evitar las aglomeraciones en las playas urbanas | quintana
El objetivo es evitar las aglomeraciones en las playas urbanas | quintana

El Ayuntamiento comenzará a instalar mañana los sistemas de control de capacidad de las playas coruñesas que permitirán conocer en tiempo real la ocupación de todo el litoral. Esta medida forma parte del nuevo plan de seguridad y contingencia que el Gobierno local activará esta semana para evitar aglomeraciones en los arenales y asegurar que los bañistas cumplan las medidas de seguridad y distancia social impuestas a causa del Covid-19.

La meteorología dificultó las tareas de colocación de todo el dispositivo, ya que lleva conexiones a la red eléctrica, pero el Ayuntamiento confía en que esté listo para cuando las condiciones del tiempo permitan acercarse a los arenales. El sistema consiste en unos arcos de gran amplitud que llevan incorporados unos sensores de paso que contabilizan a las personas que entran y salen de los arenales y que están conectados a un semáforo que señaliza en tiempo real la capacidad de cada playa. El color verde indica que hay espacio suficiente, el ámbar que la capacidad comienza a completarse y el rojo que el aforo está completo.

En tiempo real
Estos sensores registrarán la capacidad real de cada playa a lo largo del día dependiendo de las mareas y de este modo se puede corregir de manera automática el espacio de los arenales, obteniendo datos en tiempo real. Se instalarán catorce puntos de control de accesos: cuatro en la playa de Riazor, cuatro en el Orzán, dos en Matadero, uno en As Lapas, dos en San Amaro y uno en la playa de Oza. 
Estos sistemas permitirán conocer con exactitud cuántas personas hay en las playas y el Ayuntamiento informará en directo de la capacidad mediante unos paneles situados en distintos puntos de la ciudad. En la web de Medio Ambiente también se podrá consultar esta información, bien desde el móvil a través de un enlace sencillo o incluso con un código QR. Como medida complementaria, el Consistorio prevé poner en marcha un servicio de “guías informativas” para ayudar durante los primeros días a las personas usuarias a entender el sistema de acceso. 

A su vez, el nuevo protocolo, elaborado por las concejalías de Medio Ambiente y Seguridad Ciudadana, establece que un dispositivo de entre setenta y ochenta agentes de la Policía Local vigilará durante todo el verano el aforo de las playas a través de un sistema de cámaras instaladas a lo largo del litoral para evitar que se produzcan aglomeraciones y poder detectar cualquier incidente que se produzca en los arenales o en su entorno.

Así, el 092 coordinará todo el operativo desde el centro de mando instalado en la Coraza del Orzán y este centro permanecerá abierto todo el verano, con labores no solo de coordinación y vigilancia, sino también de información y seguimiento a través de un dispositivo de megafonía. Toda la información sobre las normas en los arenales, así como posibles mensajes de emergencia, se facilitará en tres idiomas (gallego, castellano e inglés), además del cierre por mareas vivas.

Comentarios