sábado 24/10/20

El Ayuntamiento blinda el palacio municipal con un nuevo sistema de pararrayos

Por el momento, el tiempo no amenaza tormenta, pero cuando estalle, el palacio municipal de María Pita estará preparado: estos días los técnicos ultiman los trabajos que comenzaron

Los operarios estuvieron trabajando durante la mañana de ayer | patricia g. fraga
Los operarios estuvieron trabajando durante la mañana de ayer | patricia g. fraga

Por el momento, el tiempo no amenaza tormenta, pero cuando estalle, el palacio municipal de María Pita estará preparado: estos días los técnicos ultiman los trabajos que comenzaron hace ya unos tres meses, cuando se empezó a instalar el cable que funciona como toma de tierra para el dispositivo de protección. Durante el día de ayer se pudo observar como fijaba el tendido a la fachada del edificio, subidos a una grúa de cuello telescópico para poder alcanzar la torre principal. De esta manera, se sustituye el anterior pararrayos por uno más moderno, que ofrece mayores garantías de protección en caso de descargas eléctricas.
Hace tres meses se realizaron profundas perforaciones, de varias decenas de metros de hondo, para poder instalar las tomas de tierra del dispositivo, que recorre la fachada del edificio en torno a la cornisa, formando una auténtica jaula de Faraday. En realidad, el tendido ya se había instalado previamente, y ayer solo se fijaron los remaches varias docenas de metros de cable para asegurarse que el viento no le afecte, según fuentes del Ayuntamiento.
La Torre de Hércules
El palacio municipal tiene más de un siglo de edad y aunque ha sufrido varios problemas eléctricos, debido a su deficiente instalación, no ha sido alcanzado por un rayo desde hace tiempo. Sin embargo, alberga los servidores municipales, de ahí que precise una especial protección para evitar las sobretensiones y los apagones que afectan al sistema. Cuenta con tres torres con cúpulas que le hacen destacar por encima del resto de los edificios del entorno, lo que la convierte en un objetivo para los rayos. Sin embargo, el edificio emblemático que suele ser más afectado por los relámpagos no es el palacio municipal, sino la Torre de Hércules que, dada su altura, es golpeada a menudo por estos fenómenos meteorológicos.
El año pasado, el concejal de Regeneración Urbana, Xiao Varela, presentó el proyecto para la renovación de su sistema de iluminación ornamental, la misma que se usa para teñir la fachada de diversos colores cada vez que se quiere conmemorar una efeméride. El presupuesto para la obra es de 160.000 euros, e incluye la implantación de tecnología LED pero también un sistema para protegerle de los relámpagos que lo azotan cada vez que hay temporal. .
No es la única instalación cuya protección contra los rayos se mejora este año. Recientemente, el edil de Urbanismo anunció que se llevarían a cabo obras de alumbrado en Los Rosales. La modernización del alumbrado supondrá también la sustitución de siete cuadros de mando y la renovación de otros ocho, en los que se mejorará la protección contra sobretensiones, así como en la toma de tierra. De esta manera, las instalaciones capearán mejor las tormentas l

Comentarios