miércoles 16.10.2019

Los autónomos prevén una oleada de cierres en la hostelería coruñesa

Las agrupaciones de autónomos que operan en A Coruña advierten de que la hostelería de la ciudad podría sufrir un boom similar al del ladrillo por falta de clientela si continúa la apertura indiscriminada de todo tipo de establecimientos. Al igual que lo vaticinaron para la mayoría los comercios creados por desempleados que han capitalizado su paro, ahora temen que el paraguas que muchos ven en este complejo sector pase factura. Sin embargo, el sector rechaza que el futuro vaya a ser ese y defiende que “el número de cierres es muy superior al de aperturas”.

Los hosteleros comentan que se están igualando al resto de Europa	susy suárez
Los hosteleros comentan que se están igualando al resto de Europa susy suárez

Las agrupaciones de autónomos que operan en A Coruña advierten de que la hostelería de la ciudad podría sufrir un boom similar al del ladrillo por falta de clientela si continúa la apertura indiscriminada de todo tipo de establecimientos. Al igual que lo vaticinaron para la mayoría los comercios creados por desempleados que han capitalizado su paro, ahora temen que el paraguas que muchos ven en este complejo sector pase factura. Sin embargo, el sector rechaza que el futuro vaya a ser ese y defiende que “el número de cierres es muy superior al de aperturas”.
Un estudio de los últimos meses realizado por la Asociación ATA-Galicia muestra un importante aumento del número de autónomos que se suscriben al régimen de la hostelería en A Coruña. Incluso algunos grandes grupos han encargado informes de la situación actual antes de poner en marcha nuevos negocios. Y todos coinciden en lo mismo: dentro de unos años podrían empezar a sucederse los cierres de bares o restaurantes.
“La hostelería ha ido creciendo y más ahora, con vistas al verano y al turismo, pero el problema es que en la ciudad hay demasiado bar y gente poco formada al frente de muchos”, comenta el presidente de ATA-Galicia, Rafael Granados. En su opinión, cada vez hay más negocios de estas características porque las personas que están en paro y desesperadas consideran que cualquiera vale para la hostelería pero avisa de que muchos “tendrán que cerrar porque no hay público para tantos”.
Además, si el trabajo no se realiza de forma correcta el bar no funcionará. Granados recuerda que los verdaderos empresarios, los que llevan en este sector desde antes de la crisis, están luchando para “profesionalizar” el mundillo. En ese contexto insiste en que “hay una oferta demasiado grande para la población que tenemos en A Coruña”. Por ello, aunque preferiría equivocarse, considera que habrá más pérdida de empleo en el futuro tanto en la hostelería como en el comercio y no únicamente a causa de los contratos estacionales de verano.

sin sobreoferta
Sin embargo, el presidente de la Asociación de Hostelería de A Coruña, Héctor Cañete, rechaza la mayor en la parte que le toca. “Es verdad que en el centro abren cosas pero en los barrios están cayendo muchas”, explica, para aclarar que unas cifras compensan a otras y que no existe tal sobreoferta.
Comenta que pese a ser menos visibles por estar en la periferia, hay cafeterías que se han visto obligadas a decir adiós. No por falta de saber hacer sino porque “han aumentado mucho los impuestos y la facturación ha bajado, lo que hace que no sean sostenibles”.
Extrapolando los datos de España, Cañete calcula que en los últimos dos años han tenido “del orden de 300 o 400 bajas”, por lo que saluda con optimismo a los nuevos emprendedores. “También tenemos altas pero solo para ir compensando poco a poco los cierres, las jubilaciones...”, dice.
“Está ocurriendo todo lo contrario de lo que parece: cada vez hay menos locales y los nuevos son traspasos o cambios de titular”, reitera, aunque destaca que los establecimientos recién estrenados ofrecen “más calidad” y se ajustan “más a la tendencia europea”. Con esta última afirmación se refiere a que “la hostelería ha desaparecido bastante por las noches”. n

Comentarios