jueves 3/12/20

Arteixo alega que la Cuarta Ronda cubre un trayecto corto y supone “malgastar fondos”

El Ayuntamiento dice que llegar a la autovía del Puerto Exterior desde A Grela o Pocomaco lleva “unos minutos”
El peaje de la AG-55 a la altura de Pastoriza | aec
El peaje de la AG-55 a la altura de Pastoriza | aec

El Ayuntamiento de Arteixo defiende que construir la Cuarta Ronda para conectar los polígonos de Pocomaco y A Grela con el Puerto Exterior supone “malgastar los fondos públicos en una infraestructura que no tiene sentido”, indicando que cubrirá un trayecto corto que puede realizarse actualmente en “unos minutos”.

“Esa carretera es innecesaria con los tiempos y distancias que existen desde esos dos polígonos a la entrada de la autovía del Puerto Exterior, punto en donde se pretende realizar la nueva conexión”, apuntan desde Arteixo, y defienden que desde la glorieta de Eduardo Diz López –el acceso central a A Grela– “se tardan tres minutos en alcanzar la entrada de la autovía, situada en el inicio de la autopista A Coruña-Carballo”.

Comentan que la distancia es de 3,5 kilómetros y que Fomento pretende construir una nueva carretera para cubrir ese tramo, una vía cuyo principio estaría situado en la Tercera Ronda a su paso por Pocomaco. “Desde A Grela se tardaría más en viajar por carretera hasta la entrada del Puerto Exterior con ese nuevo vial que con la vía actual, que discurre en línea recta a través de la carretera de Baños de Arteixo hasta la autovía”, asegura el Ejecutivo local.

Liberación del peaje

“Igualmente discutible sería un gasto de más de 32 millones de euros para conectar Pocomaco con la autovía. Desde la entrada a la Tercera Ronda que ya existe en el polígono hay 4,4 kilómetros hasta el acceso al Puerto Exterior, son unos 4,5 minutos en automóvil”, afirma el Ayuntamiento de Arteixo, que sigue defendiendo –junto con la Xunta– que Fomento destine los fondos para la nueva carretera a liberar el peaje de Pastoriza, “lo que beneficiaría a miles de personas de toda el área”.

Alegan también que el tráfico portuario –que ya no paga peaje al acceder a Langosteira por los carriles que Carlos Calvelo denomina “de la vergüenza”– solo tiene que recorrer 3,8 kilómetros desde la entrada a la autovía hasta la conexión con la A-6.

Comentarios