martes 1/12/20

La apuesta por el autoempleo en el comercio impulsa el rejuvenecimiento de los barrios

El centro no es el único que está en pleno proceso de revitalización gracias a la cascada de aperturas de nuevos establecimientos comerciales y hosteleros: los barrios también están de enhorabuena.

El centro no es el único que está en pleno proceso de revitalización gracias a la cascada de aperturas de nuevos establecimientos comerciales y hosteleros: los barrios también están de enhorabuena. La cultura del emprendimiento contribuye a reactivar toda A Coruña. Por un momento poco importa que los negocios tengan poco futuro o todas las características para triunfar.
La Zona Comercial Obelisco y Distrito Picasso son las áreas que se llevan la mejor parte en el baile de estrenos de locales, pero es el propio presidente de la asociación del Obelisco, Antonio Amor, el que asegura que “está reviviendo toda la ciudad”.
Las federaciones corroboran este cambio de tendencia a nivel empresarial. “Hay que reconocer que las aperturas que se están haciendo son más de hostelería pero, al menos, es la punta de lanza para que vengan el resto de proyectos”, aclara el presidente de la Federación Unión de Comercio Coruñesa, Adolfo López.
En ello coincide el responsable de la Federación de Comercio de A Coruña, Miguel Agromayor, que destaca la influencia de algunas campañas institucionales. En opinión de López, cada vez se nota más que los bajos “se mueven y se reforman”, sobre todo por aquellas personas que se deciden a “capitalizar su paro”.
Pero su homóloga en Distrito Picasso, Belén Chaver, advierte de que “hay que explicar que para emprender hay que saber algo”. “No se puede ser emprendedor porque sí: hay que pensárselo bien porque no es fácil”, comenta al tiempo que defiende las firmas de futuro.
El representante de la FUCC recomienda que, para evitar los tan temidos cierres, se elijan “tiendas cuya actividad no tenga nada que ver con lo que hay en un centro comercial”. El producto “diferenciado” es, para él, la clave. Eso sí, “el tiempo de consolidación es mucho más alto ahora”.
“Ojalá aumente el sector pero el número de establecimientos nunca va a ser igual que antes porque habrá cuatro o cinco calles comerciales y los bajos estarán más parados en otras calles”, augura Agromayor, que antes de la crisis detectaba demasiados comercios para la ciudad.

ASOCIACIÓN DISTRITO PICASSO

“Esta zona va como una moto: de vez en cuando cierra alguna tienda pero nuestra zona se mueve siempre”, resume la presidenta de la Asociación de Comerciantes de Distrito Picasso, Belén Chaver. Según defiende también calles más dañadas por la crisis, como Federico Tapia, “están empezando a activarse”. Eso sí, recomienda a los empresarios “contar con un mínimo de experiencia” antes de lanzarse para evitar adioses precipitados.

ASOC. COMERCIANTES DE LA CIUDAD VIEJA

La Ciudad Vieja no es uno de los puntos neurálgicos de las compras pero también hay emprendedores que eligen el encanto de sus calles. El presidente de la asociación de comerciantes, Adolfo López, reconoce que allí la consolidación es muy lenta pero, incluso así, en los últimos meses han abierto un par de apuestas originales.

ASOC. DE COMERCIANTES DE RIAZOR

La encargada de la Asociación de Comerciantes de Riazor, Nelly Rey, asegura que la situación no está en líneas ascendentes en Riazor. “Sobre todo abre hostelería pero el comercio está fatal”, comenta. Por ello apremia a los vecinos para que entiendan que “hay que comprar en los establecimientos cercanos” en beneficio del propio barrio.

ASOCIACIÓN DE COMERCIANTES AGRA-BARCELONA

“Siempre hay una rotación de los locales: de 127 que hay en la calle Barcelona ahora solo están vacíos tres”. El representante del sector en la zona, José Manuel Castro, asegura que esta situación “es una buena señal”. “Es cierto que hay quien enfoca mal su propuesta porque no tiene conocimiento pero la mayoría van sobreviviendo”, estima.

ASOCIACIÓN DE VECINOS Y COMERCIANTES DE MONTE ALTO

En Monte Alto, la agrupación de vecinos y comerciantes está ilusionada con el interés de los jóvenes por establecerse en el barrio. Su máximo representante, Miguel Rosende, destaca que “hay mucha gente con ganas de sacarse las castañas del fuego”. No todos los emprendedores eran desempleados pero aún así han elegido calles como Hércules o la de la Torre para apuntalar todo lo posible su futuro.

ASOCIACIÓN ZONA COMERCIAL OBELISCO

“Las aperturas no paran”, afirma el presidente de la Asociación Zona Comercial Obelisco, Antonio Amor. Reconoce que hay un mayor repunte de la hostelería pero se muestra satisfecho porque los ciudadanos han recuperado el paseo por el centro. De momento el consumo sigue en horas bajas pero al menos se ve ambiente y a los mendigos de las escaleras de San Nicolás los ha sustituido “la chavalada” aunque estos días el tiempo no acompañe demasiado. “Hay que animar a la gente a que se atreva a apostar por el autoempleo y si es con cosas novedosas, mejor”, defiende Amor, que esta deseoso de conocer qué nuevos proyectos salen a la luz en el entorno.

Comentarios