sábado 24/10/20

Alvedro se convierte en la base de cinco jets privados durante el concurso hípico de Casas Novas

Alvedro siempre fue un aeropuerto con una relevante presencia de aviones privados para su tamaño, pero ayer fue un día especialmente llamativo, hasta cinco jets aterrizaron en la terminal coincidiendo con la celebración del concurso hípico de Casas Novas.
Un ordenador sustituye a las chaquetas verdes quintana
Un ordenador sustituye a las chaquetas verdes quintana

Alvedro siempre fue un aeropuerto con una relevante presencia de aviones privados para su tamaño, pero ayer fue un día especialmente llamativo, hasta cinco jets aterrizaron en la terminal coincidiendo con la celebración del concurso hípico de Casas Novas. AENA señala que las aeronaves, de pequeño tamaño, pasarán la noche en A Coruña, compartiendo espacio con aviones comerciales que ya lo hacen habitualmente, es el caso de Iberia o Vueling.

AENA cambia el mostrador de información por una pantalla y un teléfono

A pesar de que el aeropuerto tiene dos plataformas de estacionamiento de aeronaves –la ampliación fue una de las obras ejecutadas dentro del Plan Director– durante el día de ayer, hoy y mañana, permanecerán ocupados todos sus puestos. Los modelos de los jets privados son un Learjet 60, dos Cessna 525 Ciatationjet, un Dassault Falco 7X y un Cessna Citation CJ3.

sin personal

Coincidiendo con esta buena noticia, se conocía otra negativa, la desaparición del mostrador de información de la terminal. Si hace un mes AENA eliminaba, con motivo de los recortes, el servicio de las chaquetas verdes y con ello se despedía a las empleadas que informaban a los pasajeros del estado de sus vuelos, ahora se ha retirado también el espacio físico en el que trabajaban. Se ha sustituido por un simple ordenador y un teléfono en el que los pasajeros tendrán que realizar sus consultas sin ayuda de personal.

En cuanto a las operaciones, ayer hubo dos de ellas convulsas. El primer vuelo procedente de Barcelona de la mañana tuvo grandes dificultades para aterrizar. Según los viajeros se intentó en al menos dos ocasiones y los movimientos provocaron incluso vómitos en parte del pasaje. La explicación que proporcionó la compañía es que había pájaros en la pista que complicaban la operación.

Por último, pese al temporal que se empezaba a levantar ayer en la ciudad, el aeropuerto no sufrió desvíos, sino todo lo contrario, recibió un avión de Iberia procedente de Madrid, que tenía como destino Santiago, pero que tuvo que ser redirigido.

Comentarios