Jueves 20.06.2019

El afín a la Marea culpa al Ayuntamiento de desprotegerlo en el caso de los pisos

Culpa al PP de “acoso” contra su figura y al Gobierno local, el PSOE y el BNG de anteponer intereses políticos

Una de las propiedades se encuentra en la calle de Joaquín Martín Martínez | quintana
Una de las propiedades se encuentra en la calle de Joaquín Martín Martínez | quintana

El afín a la Marea al que el Gobierno local compró dos pisos a través del programa de adquisición de vivienda social explicó ayer que sintió “desprotección e desamparo” por parte del Ayuntamiento desde que se desató la polémica. Además, culpa al PP de “acoso” y al PSOE y al BNG de “oportunismo” después de ser acusado “falazmente” de trato de favor. El Consello Consultivo declaró nulas ambas compras, por las que se pagaron 145.865 que todavía no fueron reintegrados a las arcas municipales.

Toni Lodeiro emitió un comunicado en el que critica al Ayuntamiento porque se enteraba de las novedades sobre el asunto “pola prensa antes que calquera comunicación oficial”, asegura que nadie se puso en contacto desde María Pita para explicarle la situación y que se le negóaudiencia”. También culpa al Gobierno local de situarse “de perfil ante o conflito” y de no asumir “a súa total responsabilidade nos hipotéticos erros cometidos no concurso”.

El firmante del manifiesto de la Marea se considera “o cidadán anónimo máis perxudicado nos últimos anos por unha montaxe partidista” y señala al Ayuntamiento porque “parecía pesar moito máis no goberno local o medo ao dano electoral que non amparar a un cidadán afectado”.

Simpatizante 
El vendedor de estas dos propiedades, que se define como “simpatizante” de la Marea, indica que tiene relaciones profesionales con administracións públicas de cores diversas” y que no habló porque le costó “moito dixerir todo o que foi acontecendo ata agora” y para no “alentar” un proceso “100% falso” que “caería polo seu propio peso.


Lodeiro explica en el comunicado que presentó al concurso dos viviendas “humildes” y que aceptó ofertas “por debaixo do prezo de mercado en parte pola miña simpatía polo obxectivo do concurso”. Además, dice que fue un familiar el que se encargó de todo el proceso y que no comunicó a ningún miembro de la Marea su participación en el concurso.


Lodeiro también apunta a la “gravísima inseguridade xurídica e o enorme prexuízo vital que lle suporía a execución, anos despois da venda, da petición municipal de devolución dos inmobles” y destaca los “irreparables danos de imaxe e morais e os gastos en avogados” que sufrió durante este tiempo.
El afín a la Marea también fue muy crítico con el Partido Popular, que fue el que denunció un “trato de favor” del Ayuntamiento con sus propiedades, un asunto que la formación política llevó ante la Fiscalía y que el Ministerio público archivo al no apreciar “connivencia” entre el vendedor y el Gobierno local.

Así, Lodeiro asegura sentirse “acosado” por el Partido Popular después de una “campaña política, administrativa e mediática” impulsada por la formación política. También explica que en su opinión el PP local practica un “filibusterismo administrativo, cun uso obstrucionista do normal funcionamento das administracións que só obedece a espurios intereses partidistas” y le sorprende que pida la anulación de la compra de sus viviendas y no del resto.

Oportunismo
En relación a la actuación del PSOE y el BNG, califica de “oportunista” su decisión de respaldar “a montaxe” del Partido Popular con el objetivo de “desgastar electoralmente ao Goberno local, sen importarlles as consecuencias que a súa conduta poida ter nos cidadáns máis vulnerables, a quen din defender”.

Las palabras de Lodeiro encontraron respuesta por parte del BNG, que aseguró que en su actuación no hubo “nin electoralismo nin montaxe nin oportunismo nin prexuízo á veciñanza”. La formación destaca que desconocen el interés de Lodeiro en emitir un comunicado seis meses después del dictamen del Consello Consultivo y defienden que la actuación del BNG fue “absolutamente responsable na súa tarefa de control do goberno e respectuosa coa filiación política do afectado”.

Comentarios