miércoles 25/11/20

Abanca abre una oficina comercial con avances tecnológicos punteros

La entidad financiera Abanca sigue avanzando en la digitalización y adaptación a las nuevas tecnologías de sus oficinas en la ciudad y ayer presentó en sociedad el despacho de referencia en A Coruña

El delegado territorial de Coruña de Abanca, Gerardo Fuertes, y el director de la oficina, Regino Barbeito, presentaron este despacho “boutique” | pedro puig
El delegado territorial de Coruña de Abanca, Gerardo Fuertes, y el director de la oficina, Regino Barbeito, presentaron este despacho “boutique” | pedro puig

La entidad financiera Abanca sigue avanzando en la digitalización y adaptación a las nuevas tecnologías de sus oficinas en la ciudad y ayer presentó en sociedad el despacho de referencia en A Coruña: el ubicado junto a la plaza de Lugo que se ha dejado atrás los mostradores y las operaciones de caja para ser un banco “boutique”. El espacio de atención al público apostará ahora por un trato más personalizado y gestiones más pausadas en las que se combinan la atención digital y de los propios gestores bancarios.
El director territorial para A Coruña de Abanca, Gerardo Fuertes, que mostró la reforma acompañado de su homólogo en la propia oficina, Regino Barbeito, explicó que el espacio de referencia históricamente en la ciudad también lo será ahora “a nivel nacional” porque se ha convertido en el “buque insignia” de la imagen tecnológica y de digitalización que quiere dar la entidad. Esa evolución se descubre desde la entrada, donde los cajeros incorporan las últimas funciones disponibles en el mercado.
Una vez se cruza la puerta los clientes pueden ser autónomos y hacer sus gestiones en dos pantallas táctiles o seleccionar a la persona por la que quieren ser atendidos en un gestor digital ubicado junto a la entrada. Los diez gestores se dividen ahora en dos plantas de concepto abierto en las que se pretende ofrecer una atención “ágil y cómoda”.
Para ello, a partir de ahora serán los trabajadores los que se desplacen a donde estén los clientes puesto que ya no hay mostradores como tales y los aparatos digitales pueden moverse por todo el inmueble sin perder la conexión al wifi, también abierta a los usuarios.
Hay mesas altas, hasta cuatro mesas de reuniones (una adaptada para videoconferencias de banca personal) y tres mesas en una sala abierta pero más íntima en el segundo piso. La distribución en dos plantas en las que se pueden realizar los mismos trámites permite la accesibilidad total, puesto que la única diferencia es quizá que arriba hay una mayor privacidad. En las próximas tres semanas el banco abrirá por las tardes e, incluso, dos sábados en horario de mañana.
Los clientes que vayan solo a caja podrán emplear los cajeros o recurrir a la oficina rápida de Juan Flórez. De las 52 oficinas de la ciudad, otras dos ya se han renovado y una cuarta abre hoy en la calle Barcelona.

Comentarios