miércoles 25/11/20

“El problema de la pensión junto al King es demostrar que existe”

El cierre de varios locales que se habían ganado la fama de conflictivos en la zona del Agra do Orzán como el King o el Flash, ha sido recibido con satisfacción por los vecinos de la zona, así como por los comerciantes. Las asociaciones vecinales protestan cada cierto tiempo por las molestias que tienen que soportar por parte de la clientela de algunos locales, sobre todo en las zonas de movida nocturna, pero es la primera vez que sus quejas tienen una respuesta tan contundente.

Hay quien opina que con estas medidas se han apuntado un “tanto”.

Independientemente de que haya tenido mucho eco, lo sucedido ha tenido un trabajo previo de meses que ha dado sus frutos y que ha sido el cierre de cuatro locales en la zona de Agra do Orzán.

Se cierran por incumplir sus licencias, pero los vecinos no se quejaban de eso.

Los vecinos han acogido el cierre con satisfacción, porque al margen del incumplimiento de las normativas había problemas añadidos: peleas, trifulcas... Y estaban muy cansados.

Aún piden el cierre de la pensión contigua al King.

Bueno, eso depende de las inspecciones de la Xunta. Primero hay que probar si es una pensión, porque el propietario afirma que son pisos alquilados. Hay que dejar trabajar a los técnicos.

Así que va para largo.

Hombre, es un tema que hay que investigar, independientemente de las prisas que se puedan tener.

Los vecinos del Orzán también están impacientes por ver cerrados varios locales.

Esos representantes vecinales hablan desde el desconocimiento de la realidad. Este año hemos cerrado veinte locales y nueve estaban en el Orzán. Un representante vecinal no decide qué hay que cerrar. Hay unas normativas y unas inspecciones que quizá desconozcan.

¿Y los hosteleros? ¿Cómo reaccionan ante tanto cierre?

La normativa del sector se está cumpliendo en el 99% de los casos, porque los 20 locales que hemos cerrado suponen solo el 1% de los establecimientos de la ciudad. El propio sector pide esas inspecciones.

Eso es un avance.

Lo que quieren es que los pocos que incumplen no sean el ejemplo de los demás. No quieren que la imagen del sector de la hostelería sea esos pocos que incumplen.

¿Vigilar el cumplimiento de las ordenanzas no es tarea de la Policía de Barrio?

Si. Y está funcionado razonablemente bien. Los responsables se mantienen en contacto con los representantes vecinales y ahora mismo está marchando al 100%. n

Comentarios