La Semana Santa de Betanzos vuelve a la calle tras dos años “sin imágenes”

La Entrada de Xesús en Xeruslén, el Domingo de Ramos, será la primera procesión de este año 2022 | AEC

La Semana Santa de Betanzos volverá a salir a la calle tras dos años sin actividad a causa del covid-19. En los últimos días, los organizadores apuran los últimos detalles del vestuario y la ornamentación exterior, mientras vecinos y comerciantes comienzan a adornar viviendas y escaparates con los símbolos de unas celebraciones que atraen cada año a cientos de visitantes hasta la ciudad, y que en esta edición, a la espera de presentación oficial, se completará con un ciclo de música sacra e importantes novedades estéticas de la mano del diseñador Jorge Vázquez.

La cita, de Interese Turístico de Galicia, reduce el número de procesiones respecto a la última edición celebrada antes de la crisis sanitaria, puesto que no se prevé ninguna para el Sábado Santo.

Así, la primera será la “Entrada de Xesús en Xerusalén”, que recorrerá el centro histórico el Domingo de Ramos y que, por primera vez después de algunos años, recupera el horario de mañana, con la salida desde Santo Domingo prevista para las 11.00.

El miércoles 13, a las 20.00 joras desde el Convento de las Madres Agustinas saldrá el Vía Crucis.

El Jueves Santo, uno de los días señalados en el calendario religioso de la ciudad, la emoción enmudecerá las calles para asistir al Santo Encontro, con algunas de las imágenes más veneradas por los vecinos, de Santa María do Azougue (Jesús Nazareno, Jesús Atado a la Columna y Cristo dos Mareantes); de San Francisco (Ecce Homo), y de Santiago (Nuestra Señora de los Dolores).

El Viernes de Pasión serán dos procesiones la que envolverán en recogimiento y silencio el entorno monumental: el Santo Enterro (20.00) desde Santo Domingo y Os Caladiños (22.30) desde el convento de San Francisco.

La Cofradía de la Semana Santa, en manos de una “xunta xestora” provisional tras la salida de su última directiva al cumplir su mandato, es uno de los ejemplos más destacados del compromiso de los residentes con su pasado y una de las claves de su porvenir, con la doble intención de afianzar tradiciones y creencias, y de corregir carencias convirtiendo la ciudad en un museo al aire libre, sin descuidar el turismo, otro de los aspectos que aporta valor a estas celebraciones, en tanto son cada vez más los que se desplazan a Betanzos para conocer su extraordinaria imaginería y sus monumentos más destacados de la arquitectura religiosa, especialmente engalanados para los actos de Semana Santa. 

La Semana Santa de Betanzos vuelve a la calle tras dos años “sin imágenes”

Te puede interesar