Las obras de la Vía Ártabra obligan a reorganizar la circulación en Iñás

Los responsables de la obra habilitaron una rotonda de pequeñas dimensiones a la altura de Jardiland | Quintana

Las obras de la Vía Ártabra avanzaron de manera considerable en solo una semana, pues tras el anuncio de la Xunta de reanudar estas actuaciones para así concluir la construcción del enlace de esta infraestructura con la N-VI en Iñás, han sido numerosos los cambios realizados en la señalización, tanto horizontal como vertical, para completar una reordenación temporal en este sento, entre Sada y Oleiros.

La intención de la administración autonómica es acabar el enlace a tres niveles propuesto “no proxecto de conexión da Vía Ártabra coa AP-9 para a súa conexión coa N-VI en Iñás”. Una obra “imprescindible” para garantizar la seguridad de los conductores y la ordenación del territorio del entorno de A Coruña.

Así, se abrió la vía superior contigua al aparcamiento de Jardiland, habilitada de manera provisional para circular en ambos sentidos; se suprimió la rotonda existente en la actual salida y entrada de la Vía Ártabra, y se dispuso otra, de menores dimensiones, en los accesos a Jardiland.



Recursos


Según indicaron al inicio de esta intervención desde la Xunta, las actuaciones se están realizando “en tanto en canto non se resolven os recursos de casación presentados ante o Tribunal Supremo fronte as sentenzas ditadas en relación con esta infraestrutura polo Tribunal Superior de Xustiza de Galicia (TSXG)”.

La Consellería de Infraestruturas señaló que “esas dúas sentenzas son resultado das decisións adoptadas no ano 2009 polo bipartito sobre o procedemento seguido para a aprobación do proxecto de trazado da conexión da Vía Ártabra coa AP-9” y, según indicaron, “non cuestionan o proxecto de trazado decidido polos técnicos como o máis acaído, senón a tramitación da súa aprobación”, matizaron desde el departamento de Ethel Vázquez.

La configuración definitiva del enlace será tal y como estaba proyectado, con un nivel superior para la N-VI con cuatro carriles, un nivel intermedio con forma de glorieta y un nivel inferior para darle continuidad a la Vía Ártabra, que quedará preparado para continuar cara a la AP-9.

Tras esta reanudación, la previsión de Infraestruturas es que puedan estar acabadas en la primavera de 2023. “Unha vez rematadas estas obras, rescindirase o contrato coa UTE adxudicataria do contrato de construción da prolongación da Vía Ártabra”, informó la Xunta.

Las obras de la Vía Ártabra obligan a reorganizar la circulación en Iñás

Te puede interesar