Los ayuntamientos de las comarcas de A Coruña y Betanzos acumulan más de 40.000 casas vacías

Vista general de uno de los núcleos de población de Arteixo | Archivo EC

A Coruña y Betanzos acumulan más de 40.000 viviendas vacías, con Oza-Cesuras como el municipio con un porcentaje más elevado de casas en esta situación (37,47%). Según un informe de la Federación de Empresas Inmobiliarias (Fegein) estos números son “preocupantes” y, en su opinión, “las administraciones no están siendo capaces de movilizar la vivienda vacía en un contexto de ayudas económicas a la rehabilitación como nunca ha habido” por lo que urgen a adoptar medidas para agilizar tanto los trámites de planificación como las licencias de obra nueva, de rehabilitación o reforma, con unos tiempos especialmente elevados en Galicia.

La comarca coruñesa, con más de 220.000 viviendas unifamiliares, contabiliza 35.231 vacías, lo que supone un 20,11%. Los casos más acusados son los de Sada (27,18%) y Arteixo (22,19%) seguidos de Culleredo (19,96%) y Carral (18,45%) y Cambre (15,87%). En el extremo contrario, el ayuntamiento con un menor porcentaje de inmuebles desocupados (10,45%) es Bergondo donde, de 4.017 casas, solo están vacías 418.

En el entorno de de Betanzos, los peores resultados son los que arroja Oza-Cesuras –el estudio registra, aún por separado, las casas vacías de los dos extintos municipios– seguido de la propia capital comarcal, donde de 7.879 viviendas, casi dos mil (1.986) estarían deshabitadas (21,17%).

Coirós es, por el contrario, el municipio que computa menos casas vacías: 89 de 1.001. Es decir, el 08,89%. Con porcentajes similares, alrededor del 10% aparecen tres ayuntamientos del entorno: Paderne (10,46%), Vilarmaior (10,67%) y Vilasantar (10.67%).



Bonificaciones


Desde Fegein, sus responsables también apuntaron a la “necesidad de incrementar la cuantía de las bonificaciones sobre el Impuesto sobre Construcciones, Instalaciones y Obras (ICIO)”, así como de acelerar la tramitación de las ayudas para la rehabilitación y “vincularlas al cumplimiento de los objetivos en materia de eficiencia energética, conservación medioambiental y en materia de accesibilidad que se establece en la Agenda Española 2030”.

El presidente de Fegein, Benito Iglesias, aseguró que “los ayuntamientos van tener que afrontar un gran volumen de licencias para reformas y de rehabilitación en los próximos meses y no podemos permitir, que la gestión de los proyectos quede colapsada, y no se puedan cerrar expedientes”, apuntó antes de aclarar que “si no se cierran los proyectos de rehabilitación, se tendrán que devolver las ayudas europeas”, dijo.

En cuanto al recargo en el Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) para viviendas vacías, la entidad no solo lo considera “injustificable” sino que advierte de que su aplicación está “en manos de los ayuntamientos”, con lo que duda de “quien dará ese paso, que únicamente generará una total y absoluta inseguridad jurídica y creará un enorme problema en una comunidad con más de 340.000 viviendas vacías”. 

Los ayuntamientos de las comarcas de A Coruña y Betanzos acumulan más de 40.000 casas vacías

Te puede interesar