Más del 25% de los edificios del casco histórico de Betanzos está catalogado

Foto: Patricia G. Fraga

Como en todas las ediciones anteriores, la celebración de la Feira Franca Medieval 2022 volvió a atraer miles de visitantes, su atención y curiosidad al entorno monumental de Betanzos.  
 

La herencia cultural y artística acumulada en el tiempo, unida a un estilo y cadencia vitales distintos, configuran la existencia del medio centenar de calles que se asientan alrededor del antiguo Castro de Untia. Un área que, con el Parque de El Pasatiempo, convierten en única a Betanzos.
 

Entre las señas de identidad del casco histórico están la unión de disciplinas estéticas y la excelencia arquitectónica de sus tres iglesias (Santa María, San Francisco y Santiago), que elevan la ciudad a la consideración de capital del Gótico de Galicia. 
 

Con estos datos, sobre la mesa, todos aseguran ser conscientes de la importancia de este entorno para el municipio y de la urgencia de actuaciones que contengan su deterioro, a la espera de aprobar su primer Plan Xeral de Ordenación Municipal (PXOM), necesario para asegurar su condición de cabecera comarcal, y de completar la revisión del Plan Especial de Protección del Casco Histórico (Pepoch), vigente des 1992. 
 

Según el catálogo de este documento, son casi medio millar (446), aproximadamente un 28% del total, las construcciones que no pueden alterarse sin que un técnico especializado en rehabilitaciones dé fe de que las actuaciones respetan las filosofías arquitectónicas que hicieron realidad los inmuebles y que, en consecuencia, protagonizaron la historia de Betanzos.

 

Cifras

El catálogo contempla todo tipo de edificaciones, desde las construcciones civiles hasta las religiosas, pasando por las viviendas de particulares, que son las que más abundan y ocupan un número importante  de fichas del citado Plan Especial de Protección del Casco Histórico.
 

En esta situación, y teniendo en cuenta que en el centro reside  menos de un tercio de los vecinos del municipio, con 1.800 viviendas pero sólo unas 1.400 habitadas, cada vez son más las voces que apuntan a que el reto ha de ser la creación de las condiciones básicas para la rehabilitación del  parque residencial y la revitalización económica a través de mejoras del entorno físico, del comercio y del turismo, clave en este Ano Santo 2021-2022.
 

La desocupación supera el 20% del total pero es que, de acuerdo con el último estudio publicado por el Ayuntamiento de Betanzos,  de las 1.800 viviendas integradas en este área, 619 requerían algún tipo de diligencia, y 114 urgían una intervención inmediata ante el riesgo de desprendimientos o desplome de elementos estructurales de su fachada, como alertaron estos días de una casa en la calle Santiago.

Más del 25% de los edificios del casco histórico de Betanzos está catalogado

Te puede interesar