Pompas Fúnebres estrena en O Graxal el primero de los dos tanatorios que reabrirá en la comarca

Las instalaciones de O Graxal se sometieron a una reforma integral | Quintana

Pompas Fúnebres de La Coruña vuelve a funcionar a pleno rendimiento en O Graxal. Las instalaciones abrieron ayer sus puertas por primera vez a jornada completa y todos los vecinos que quisieron conocer los espacios totalmente renovados pudieron acercarse hasta la calle Pígara. “Era habitual que la gente de esta zona preguntase cuándo volveríamos a abrir y aquí estamos”, explica el encargado, Serafín Álvarez.


Tras casi medio siglo de historia, la empresa sigue trabajando para estar al lado de las personas en los momentos más difíciles y, después de la reciente pérdida del histórico cofundador Antonio Modia, la actual dirección se compromete “a continuar su legado, con una plena dedicación a las familias de A Coruña”.


La directora, Isabel Tamarit, es una de las pocas mujeres a la cabeza de empresas funerarias de España y, desde que tomó las riendas, apuesta por dar un giro completo a los tanatorios de Pompas en A Coruña .


Con la vuelta a la normalidad tras la pandemia propuso una renovación en la empresa, con la reapertura de dos tanatorios en la comarca y nuevos servicios complementarios. Uno de ellos es el de O Graxal, y el segundo es el de Morás, en Arteixo, que abrirá este mes de abril.

Pompas Fúnebres estrena en O Graxal el primero de los dos tanatorios que reabrirá en la comarca

Te puede interesar